Meter a la cárcel a Peña Nieto


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Ricardo Anaya dice que, de ganar la elección, impulsará una comisión de la verdad con asistencia internacional que apoye a una fiscalía “autónoma y apartidista” que creará ex profeso para investigar los señalamientos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto.


Ricardo Anaya dice que, de ganar la elección, impulsará una comisión de la verdad con asistencia internacional que apoye a una fiscalía “autónoma y apartidista” que creará ex profeso para investigar los señalamientos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Si ambas instancias encuentran elementos suficientes, advierte, el actual Presidente irá con sus huesos a la cárcel.

Por lógico que suene, lo que Anaya parece no tomar en cuenta es que amenaza con hacer exactamente lo mismo que reprocha: usar de modo faccioso instituciones de justicia.

Y es que, por más independiente que resulte la fiscalía de que habla, la única institución constitucional con facultades para investigar, perseguir y consignar es el indivisible MP, a cuyos agentes se les delegan las facultades del procurador general.

¿Acaso no de lo que se trata es dejar la política fuera de la justicia?

Por esa vía solo falta que Anaya pidiera a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que le mande un GIEI a modo.

Ojalá reflexione y corrija, porque el tiro que quiere disparar puede salirle por la culata.

[email protected]

  1. Ávidos de que se juzgue a Peña

    Durante el sexenio, en todos los casos de gran envergadura se ha hecho recurrente invocar la famosa cadena de mando que los abogados pretenden utilizar para que se responsabilice a Enrique Peña Nieto de violaciones a los derechos humanos, lo mismo por el caso Atenco, siendo gobernador, que como presidente por Ayotzinapa, Tanhuato, Nochixtlán, Apatzingán o Tlatlaya.

    Continuar leyendo