Meter a la cárcel a Peña Nieto


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Ricardo Anaya dice que, de ganar la elección, impulsará una comisión de la verdad con asistencia internacional que apoye a una fiscalía “autónoma y apartidista” que creará ex profeso para investigar los señalamientos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ricardo Anaya dice que, de ganar la elección, impulsará una comisión de la verdad con asistencia internacional que apoye a una fiscalía “autónoma y apartidista” que creará ex profeso para investigar los señalamientos de corrupción en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Si ambas instancias encuentran elementos suficientes, advierte, el actual Presidente irá con sus huesos a la cárcel.

Por lógico que suene, lo que Anaya parece no tomar en cuenta es que amenaza con hacer exactamente lo mismo que reprocha: usar de modo faccioso instituciones de justicia.

Y es que, por más independiente que resulte la fiscalía de que habla, la única institución constitucional con facultades para investigar, perseguir y consignar es el indivisible MP, a cuyos agentes se les delegan las facultades del procurador general.

¿Acaso no de lo que se trata es dejar la política fuera de la justicia?

Por esa vía solo falta que Anaya pidiera a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que le mande un GIEI a modo.

Ojalá reflexione y corrija, porque el tiro que quiere disparar puede salirle por la culata.

[email protected]

  1. Son rateros, no corruptos

    El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó ayer a los pobladores de Acambay (Edomex) a no caer en "la corrupción", como entiende el delito de saqueo de combustibles. Su audiencia de centenares lo escuchó con respeto y lo despidió con vítores luego de que repartió apoyos económicos y exhortó a que todos se porten bien y no caigan "en esas actividades"... a sabiendas de ante quiénes hablaba: 10 días antes, en ese municipio, en la comunidad San Antonio Detiña, una turba semejante en cantidad a la del viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, huachicoleó de una toma clandestina y es de suponerse que entre el público estuvieron algunos o muchos de los ladrones a quienes, por su extraña manera de interpretar la realidad, intenta justificar porque son "pobres".

    Continuar leyendo

  2. ‘Huachicoleo’ para principiantes

    Para improvisar tomas clandestinas en ductos y poliductos basta horadarlos y colocar un grifo para extraer el combustible con la misma facilidad con que se toma el agua de una llave de jardín. Se perfora con taladro de mano y una broca de diámetro no mayor a una pulgada (lo que mide una corcholata: 2.5 centímetros), y esto se hace con paciencia para evitar las chispas y el calor (son tuberías normalmente frías, como las gasolinas, y casi heladas porque llevan ríos).

    Continuar leyendo