Mario en apuros ante la consulta

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

De no alcanzar la cifra, aunque la mayoría de quienes asistan voten por el tramposo “juicio a los expresidentes”, la consulta habrá sido estéril

Con información falaz, el dirigente Mario Delgado hizo ayer una solicitud sin sentido al Instituto Nacional Electoral: que le permita a Morena convocar a la militancia para que participe en la consulta del 1 de agosto.

Eso, sin embargo, puede hacerlo por elemental derecho a la libre expresión aunque, eso sí, cesar toda propaganda el 14 de julio porque a partir del 15 solo el INE tiene la atribución de alentar la concurrencia ciudadana. “Dicen que no tiene dinero, ahí está el tiempo que tienen oficial. No les cuesta nada, es nada más cuestión de que decidan promover desde ahora la participación del pueblo de México. Han dicho que empezarán a partir del 15 (de julio) porque no quieren que la gente se entere por eso tenemos que sustituir ese vacío”, afirmó.

Aunque con él en la coordinación de su bancada fue aprobada la legislación, Delgado parece olvidar que el Artículo 35 de la Constitución establece que únicamente el INE tiene la facultad exclusiva de promover la Consulta Popular al emitir la convocatoria oficial, lo cual sucederá el 15 de julio, no en cualquier otra fecha, de acuerdo con lo que aprobó la mayoría de Morena y asociados en el Congreso. Su preocupación es muy explicable: para ser legítima, la consulta debe tener al menos 40 por ciento de participación de los empadronados, cuya lista nominal asciende a 93 millones 528 mil 473 mexicanos.

Requiere, pues, que la mayoría de 37 millones 411 mil 389 asistentes diga Sí a lo que tramposamente publicitan como “juicio a los expresidentes” (la pregunta que aprobó la Suprema Corte de Justicia no alude a ninguno de los destinatarios).

La dificultad es real: en las elecciones del 6 de junio votaron 49 millones 151 mil 320 ciudadanos, equivalentes al 52.6 por ciento de los empadronados, y por los candidatos de Morena sufragaron 16 millones 759 mil 917. Sumados los obtenidos por sus aliados, el total de votos cuatroteístas fue de 21 millones 25 mil 742 ciudadanos. Eso quiere decir que ahora Morena necesita que se expresen 16 millones 385 mil 647 empadronados para alcanzar los 37 millones 411 mil 389 de la lista nominal.

De no alcanzar la cifra, aunque la mayoría de quienes asistan voten por el tramposo “juicio a los expresidentes”, la consulta habrá sido estéril. Lo hilarante es que fueron los propios morenistas y morenianos quienes crearon el problema: al darse cuenta de que el 35 constitucional ordena suspender toda propaganda gubernamental al entrar en vigor la convocatoria para la Consulta, remendaron el primero transitorio modificando la entrada en vigor del Decreto y la convocatoria, del 28 de octubre de 2020, al 15 de julio de 2021.

En otras palabras: modificaron la fecha porque le habían puesto un tapabocas al gobierno, impidiéndole hablar de su gestión y de la propia consulta, ya que la convocatoria de ley deberá ser imparcial, no estar dirigida a influir en las preferencias de la ciudadanía y nadie más que el INE, del 15 en adelante, podrá lanzarla. Antes, nadie requiere permiso…

Menú de accesibilidad