Las mentiras del Tren Maya

lourdes-mendoza

Lourdes MendozaEn la mira

Lourdes Mendoza Peñaloza expone las fallas y las mentiras que rodean a uno de los proyectos principales de AMLO

Jimmy Pons ha negado personalmente y a través de esbirros y personeros que existan fallas con el proyecto del Tren Maya y ha dicho, con medias verdades y descaradas mentiras, que todo está perfectamente planeado y que la obra va a tiempo.
Y aunque no le gustan los montajes a Ya Saben Quién, cada semana Fonatur quesque informa sobre los avances de la obra, ocultando los retrasos con el plan original.

“Otros datos”

Fonatur se vio obligado a proporcionarme, vía solicitudes de transparencia, los avances físico-financieros, los importes de obra ejecutada y los convenios que muestran la realidad de lo que está ocurriendo en los tramos 1, que va de Palenque a Escárcega; 2, de Escárcega a Calkiní, y 3, de Calkiní a Izamal.

Mentira 1.- Fonatur había insistido en que no se han modificado los contratos.

La primera sorpresa es que se autorizaron tres convenios modificatorios en cada uno de los tramos 1 y 2, y cuatro más en el tramo 3, con firmas por todos lados de Roger Francois Desdier Tello, el estudiante trunco de arquitectura que funge como subdirector de Obras y quien hace frente para que Pons o su brazo derecho, Manuel Santiago, no se mojen los zapatos.

Dichos convenios fueron para diferir el inicio por la entrega extemporánea del anticipo, modificar el eje de trazo, reprogramar el proyecto ejecutivo pactado a precio alzado inamovible en plazo, adelantar el retiro de las vías existentes y para “segregar” los precios unitarios por la imposibilidad de pagar trabajos por unidad de obra terminada.

Con esto se abren las apuestas para que los auditores de la ASF se pronuncien respecto a licitar con condiciones imposibles, lo que desalienta la competencia y acomoda todo a la triste realidad.

Mentira 2.- “Las obras van conforme a programa”.

Jimmy Pons se ha puesto morado cada vez que se le señalan posibles atrasos en las obras y ha contestado siempre, cosa rarísima, con un tono molesto, iracundo, soberbio y prepotente: ¡Todo va conforme al programa!, peroooooo…

Los avances registrados en la Bitácora de la Obra son contundentes. Para muestra los números al cierre de 2020.

Si se toman en cuenta los importes comprometidos originalmente para 2020, los avances programados eran de 30.2 por ciento, 44.8 por ciento y 23.0 por ciento en los tramos 1, 2 y 3, respectivamente.

Y del pago a contratistas en el 2020, una imagen dice más que mil palabras.

Los importes comprometidos para 2020 eran de 4,051.7 millones de pesos, 7,161.8 y 2,023.0, en los tramos 1, 2 y 3, respectivamente.

Esto confirma las proyecciones que le había adelantado en la columna Atrasos en el Tren Maya, desastre de planeación.

Pero los atrasos no sólo son en estos tramos. Le puedo adelantar que el tramo 4, a cargo de ICA, de Guadalupe Phillips, y el tramo 5 sur, de Playa del Carmen a Tulúm, a cargo de Grupo México, de Germán Larrea, no cantan mal las rancheras.

Mentira 3.– “No se ha cambiado el eje de trazo”.

Jimmy Pons aseguró mediante varios berrinches vía Twitter que no había ningún cambio del eje de trazo, pero resulta que en julio de 2020 y ya con los contratos de obra de los tramos 1, 2 y 3 en marcha, Leopoldo Zambonino, representante de Mextypsa, recomendó modificar el eje indicado en la ingeniería básica y ajustarlo al eje del ferrocarril del Istmo de Tehuantepec. ¡Quihúboles, no que no!

La razón para el cambio, según Mextypsa, fueron las afectaciones del Covid-19, que al parecer le dio a todos los involucrados, a pesar de que nunca se interrumpieron las licitaciones y de que los contratistas beneficiados hicieron sus ofertas firmando sendas cartas bajo protesta de decir verdad de que conocían las condiciones para la ejecución de los trabajos.

Esa “pequeña” recomendación de Mextypsa mandó a la basura la mayor parte de los 385.2 mdp gastados en 2019 para la preselección del trazo realizado por Steer Davies & Gleave México con el contrato C-TM-003/2019, la identificación y liberación de áreas de afectación para la constitución del derecho de vía a cargo de Bya Barrientos y Asociados del contrato C-TM-007/2019, y la ingeniería básica a cargo de Key Capital del contrato C-TM-008/2019, así como una parte de los 2,584.4 mdp gastados en la adquisición de terrenos de propiedad particular y de régimen ejidal o comunal para la liberación del derecho de vía reportados en la Cuenta Pública de 2020.

¡Así como lo está leyendo!

Pero no le podemos reclamar nada a Mextypsa ya que su interés no es cuidar al erario, sino obtener más contratos y utilidades. Aunque se dice que más bien cuida a Jimmy Pons y su equipo, quienes no hicieron caso a la recomendación de la ASF respecto a que, si no se contaba con el trazo definitivo, podrían generarse gastos innecesarios a la Federación. ¡Qué tal!

Conclusiones

La improvisación y los descomunales gastos de Fonatur en los tres primeros tramos resultaron innecesarios, ya que al final todo terminó en una simple renovación de la vieja vía del tren a cargo del FIT. ¡Lástima por los montajes con banderazos de salida con trenes oxidados y los ceremoniales a la madre tierra!

A propósito de trenes, como aquí le dije hace varias semanas, la licitación por el material rodante causó molestia entre los participantes. El consorcio chino CRCC, de Gao Feng, dijo que las bases impedían un terreno parejo entre los participantes y que ellos podían haber logrado la entrega de los trenes en 19 meses y no en 24 como propusieron los únicos dos consorcios que presentaron ofertas: la española CAF y la francesa ALSTOM, por cierto hoy duramente cuestionadas tras el accidente de la Línea 12 del Metro de la CDMX.

Ahora me pregunto:
¿Los contratistas podrán rescatar los atrasos?
¿Se asegurará la calidad de los trabajos?
¿Habrá incremento en los costos del proyecto?
¿Qué avances llevarán los tramos al primer semestre de 2021?

Corolario

“Más pronto cae un hablador que un cojo” y por otra parte nadie podrá negar las bondades que conseguimos como sociedad con el derecho a la información y la transparencia que protege el Inai y que caen como anillo al dedo ante tanta mentira.

Creo que es importante compartir las ligas a los convenios, para que juzgue por usted mismo lo que ha pasado hasta 2020.

http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/1%20CONVENIO-TM-TRAMO-1-20-O1-01-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/2%20CONVENIO-TM-TRAMO-1-20-O1-01-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/3%20CONVENIO-TM-TRAMO-1-20-O1-01-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/1%20CONVENIO-TM-TRAMO-2-20-O1-02-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/2%20CONVENIO-TM-TRAMO-2-20-O1-02-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/3%20CONVENIO-TM-TRAMO-2-20-O1-02-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/1%20CONVENIO-TM-TRAMO-3-20-O1-03-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/2%20CONVENIO-TM-TRAMO-3-20-O1-03-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/3%20CONVENIO-TM-TRAMO-3-20-O1-03-VP.pdf
http://inai.fonatur.gob.mx/Art70/FrXXVIIIA/2020/TREN%20MAYA/CONVENIOS/4%20CONVENIO-TM-TRAMO-3-20-O1-03-VP.pdf

La columna de Lourdes Mendoza Peñaloza se publicó originalmente en El Financiero.

Lourdes Mendoza Peñaloza es una periodista mexicana especializada en finanzas, política y sociales, con más de 20 años de experiencia en medios electrónicos, impresos, radio y televisión.

Menú de accesibilidad