Los medios en las campañas y la exigencia de imparcialidad


leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

La campaña electoral en Estados Unidos y el fenómeno Trump podrían llevarnos a pensar que el futuro de los medios de comunicación es tomar partido. El éxito que en ese país han tenido cadenas noticiosas abiertamente tendenciosas, como Fox News, pareciera marcar esa ruta, lo mismo que el crecimiento generalizado de las redes sociales como fuente de información. Y, sin embargo, aún queda un espacio enorme para los medios que aspiran a la imparcialidad.


La campaña electoral en Estados Unidos y el fenómeno Trump podrían llevarnos a pensar que el futuro de los medios de comunicación es tomar partido. El éxito que en ese país han tenido cadenas noticiosas abiertamente tendenciosas, como Fox News, pareciera marcar esa ruta, lo mismo que el crecimiento generalizado de las redes sociales como fuente de información. Y, sin embargo, aún queda un espacio enorme para los medios que aspiran a la imparcialidad.

Un estudio del Pew Research Center divulgado la semana pasada, muestra que en todo el mundo las audiencias exigen una cobertura noticiosa sin sesgos políticos. El 75 por ciento de los entrevistados en 38 países considera inaceptable que un medio de comunicación favorezca a algún partido político en sus contenidos. En México, esta opinión es compartida por 65 por ciento de los encuestados; en contraste, 28 por ciento piensa que sí es admisible tomar partido.

Las evaluaciones sobre la objetividad de los medios en México están por encima de los demás países latinoamericanos incluidos en el estudio. Así, mientras en el resto de la región las calificaciones tienden a ser negativas, 58 por ciento de los mexicanos cree que los medios realizan un buen trabajo en materia de neutralidad, muy arriba de 37 por ciento que opina lo contrario.

En el contexto electoral vigente, estos datos sugieren que la mejor apuesta para los medios tradicionales que aspiran a mantener una presencia amplia en la audiencia es la imparcialidad. Es cierto que el éxito de las redes sociales muestra que hay un público que prefiere la información que refrenda sus posturas, pero la investigación demuestra que la mayoría de la gente continúa exigiendo y valorando la imparcialidad en los medios.

La buena noticia que arroja este estudio para quienes ejercen el periodismo profesional es que la búsqueda de objetividad que los guía, también es un valor para las audiencias. Las redes sociales no son todo, ni el único camino es el de Fox News.