Minuto a Minuto

Nacional AMLO revela 13 casos de empresas que no pagan impuestos y en donde el Poder Judicial retrasa audiencias
El Gobierno de México apuntó que el PJ tarda en promedio 159 días para llevar a cabo la audiencia inicial con empresas que deben impuestos
Nacional Ciudad Universitaria celebra 19 años como Monumento Artístico de la Nación
El campus central de la UNAM fue reconocido como uno de los más notables ejemplos urbanísticos del país
Nacional “Hay posibilidades” de que Sheinbaum levante la ‘pausa’ con España: AMLO
"Hay posibilidades cómo no", dijo López Obrador sobre el hecho de que Claudia Sheinbaum levante la "pausa" con España a partir de octubre
Internacional AMLO desea pronta recuperación a Biden tras su contagio por COVID-19
"Le deseo lo mejor, que se recupere muy pronto", fueron los deseos del presidente López Obrador a su homólogo de EE.UU., Joe Biden
Deportes Sofía Reinoso, la primera atleta mexicana en llegar a la Villa Olímpica de París 2024
Por parte de México, la primera atleta en llegar a la Villa Olímpica fue la veracruzana Sofía Reinoso, quien competirá en Canotaje de Slalom

El presidente López Obrador admitió que durante su administración se cometieron errores, pero dejó a sus adversarios decir cuáles son:

“Consideramos que hemos puesto las bases, se ha avanzado bastante, pero falta mucho por hacer. No puedo hablar puntualmente de las fallas, que desde luego las tuvimos, se cometieron errores pues somos humanos. El precisar sobre los errores y las fallas, eso se lo dejamos a nuestros adversarios, ese es su trabajo, se dedican a eso, ya sería el colmo que les haga el trabajo”.

No soy adversario del presidente, pero qué les parece, amigos lectores, si me acompañan a recordar algunos.

 UN PRESIDENTE CLASISTA

En varias ocasiones durante su administración el presidente López Obrador llamó clasistas y racistas a quienes no compartían su manera de pensar, sin ver que él se estaba transformando en eso, en un presidente clasista. Permítanme explicar el motivo por el que digo esto.

López Obrador dividió al país en buenos y malos; pobres y ricos; conservadores y liberales. Estigmatizó a las personas con aspiraciones, fueran las que fueran. Para qué tener dos pares de zapatos si con uno basta, llegó a decir.

Al presidente se le olvidó que el 1 de diciembre de 2018 protestó (prometió) mirar “por el bien y prosperidad de la unión”, dicho en otras palabras, por el bien y prosperidad de todos los mexicanos, no sólo por el de sus partidarios, a los que considera los buenos, “la clase buena”.

A quienes integran su clase buena les falló y les sigue fallando al mantener a rajatabla una fallida política de seguridad, con el pretexto de que los problemas de seguridad se combaten atendiendo las causas que los originan, al presidente se le olvidó aplicar la ley, algo que también prometió en 2018.

López Obrador les falló a quienes integran su clase buena con el desabasto de medicamentos y la desaparición del Seguro Popular que dejó sin atención médica a millones de mexicanos.

El mandatario le falló a su clase buena con el pésimo manejo de la pandemia de COVID-19, que dejó más de 800 mil muertos, de los que al menos 300 mil no debieron morir, según un estudio reciente.

El presidente falló a su clase buena destruyendo la naturaleza con la construcción de un Tren Maya y una refinería, que tienen un pronóstico poco alentador de convertirse en un éxito.

 UN PRESIDENTE DEMOLEDOR

A lo largo de su administración el presidente ha cometido el error de demoler o intentar demoler lo que se ha construido en México para dar paso a su “Cuarta Transformación”. Los pretextos para hacerlo son dos principalmente: la corrupción y el costo.

Así pues, alegando corrupción en los contratos y un alto costo terminó de un plumazo con el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, terminal aérea que hubiera catapultado la conectividad del país.

Con el pretexto de una austeridad mal entendida, dejó en los huesos al Gobierno Federal y emprendió una cruzada contra los organismos autónomos, que sirven de contrapeso al gobierno. La realidad es que no le gusta que nadie se le oponga

Con el pretexto de combatir la corrupción planea demoler la última trinchera, el Poder Judicial Federal.

La mesa está puesta para que el próximo mes de septiembre, con la instalación del nuevo Congreso, los mexicanos asistamos a la demolición del Estado mexicano como lo conocemos actualmente. A partir de octubre una mujer tendrá todo el poder, libre y sin cortapisas.

Quizá ustedes amigos lectores se pregunten por qué digo que en su administración el presidente le falló a su clase buena. La respuesta es sencilla, pero dolorosa, porque para él, los que no coincidimos con su manera de pensar, sencillamente no existimos.

 EN EL TINTERO

-Este jueves Claudia Sheinbaum presentará la segunda parte de su gabinete. Hago votos porque la candidata triunfante de las elecciones siga privilegiando la capacidad y no la adherencia a un movimiento.

@mcamachoocampo
[email protected]
https://whatsapp.com/channel/0029VaCO1Ch9mrGYkrpIXw2a
https://www.facebook.com/pongamoseldesorden