En eso estoy satisfecho: les di raíces y les di alas.
Florestán.

Apenas ayer le contaba sobre lo irrelevante de la información que surge de las cumbres presidenciales en las que lo importante queda en el secreto y a veces se conoce con el tiempo.

Y no puedo más que reconocer que el conflicto Estados Unidos-México, al que se sumó Canadá, por el tema energético dentro del T-MEC, es el primero que surge con tal velocidad tras un encuentro de la Casa Blanca, apenas la semana pasada, en el que en momento alguno en los documentos o versiones oficiales se mencionó como parte de las agenda López Obrador-Biden.

Todo había sido maravilloso y había fluido con gran entendimiento y cordialidad de ambas partes, como en todas las presidenciales anteriores. Así que, ¿cuál problema?

Pues el que tenía listo y redactado la Representante Comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, quien ya había enviado señales pero esperó los posibles avances de las conversaciones con el gobierno de México. Y es que a ningún tema, que no sea de los suyos-suyos, ha dedicado más tiempo López Obrador que a este. En Palacio Nacional recibió por semanas a los dirigentes de las principales empresas energéticas de Estados Unidos, a enviados de Biden y, permanentemente, al embajador Ken Salazar.

Y en las declaraciones de todos parecía que se avanzaba, lo que dio la impresión de confirmarse en la reunión de la Casa Blanca, donde ni una mención a la existencia de este conflicto, hasta que, digo, estalló.

Ayer el presidente López Obrador respondió, con un son burlón y retador del inolvidable Chico-Ché ¡Uy, qué miedo, mira como estoy temblando…!

Y eso le parece bien para los suyos, pero no sé si un panel que gravara con aranceles las exportaciones mexicanas lo haría cantarlo otra vez.

¡Uy, qué miedo, mira como estoy temblando…!

RETALES

1. OBVIOS.- No hubo sorpresa alguna en el trámite de Morena para designar a su candidato al gobierno del estado de México. Delfina Gómez fue la gran ganadora, con 47.3 por ciento. Detrás Higinio Martínez, 28.8 por ciento y Horacio Duarte 17. Delfina es la que quiere López Obrador. En la oposición mientras, como a nivel nacional, en la babia, zona mixta de la baba y Babia;

2. IMPUNIDAD.- Se ha cumplido un mes del crimen de los padres jesuitas Joaquín y Javier, y de Pedro, el guía, allá en el atrio de la iglesia de Cerocahui, en la sierra Tarahumara, y nada del homicida. Tras el triple homicidio, autoridades estatales y federales saltaron como siempre a declarar no quedaría impune cuando hoy lo que prevalece es justo eso: la impunidad; y

3. LUEGO.- Marcelo Ebrard anunció el 7 de julio, en Bali, que el presidente turco Recep Erdogan visitaría México este mes. Ayer la cancillería dijo que no, que la había pospuesto sin dar explicaciones. Erdogan se reunió el martes, en Teherán, con Vladimir Putin.

Nos vemos mañana, pero en privado.