Ni empatía, ni elocuencia

laura garza

Laura GarzaEnfoque Manual

Es ella, sin ningún tipo de elocuencia y seguridad en su rostro, es la preocupación, el cansancio y el estado más comprimido de su cuerpo completo

Filtraciones de agua, fisuras en trabes, malas soldaduras, separación de vigas, columnas dañadas y demás vulnerabilidades en los tramos del metro de la Línea 12 que lo hacen imposible de reanudar y que debe de ser atendido por equipo especializado. Ahora sí.

La línea 12 del metro ha sido evidenciada como una construcción mal hecha y altamente riesgosa para los capitalinos y usuarios de este transporte público.

La bolita sigue pasando de un personaje a otro, y las brigadas y especialistas que se encuentran revisando los errores de construcción en el tramo siguen añadiendo más información a los distintos dictámenes a los que vamos teniendo acceso.

El domingo pasado el NYT nos sorprendió a todos publicando una investigación que evidenciaban los fallos de construcciones y los embrollos políticos en los que un caso tan grave como lamentable, en donde se perdieron 26 vidas humanas, comienzan a desdoblarse.

Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Miguel Mancera son los principales cuestionados y a los que hemos visto durante estos meses lanzarse o zafarse de cualquier tipo de responsabilidad.

El NYT vino a destapar otro escándalo, de nueva cuenta un medio extranjero logra meterse de lleno en algún tipo de crisis en nuestro país; y lo menciono porque también el diario español El País siempre ha logrado meterse de lleno a las tragedias en nuestro país rescatando las historias detrás de la noticia.

Esta vez el diario neoyorquino sí zarandeó a los ex y actuales personajes relacionados con la dirigencia de la capital.

Claudia Sheinbaum, quien más se ha tratado de zafar de este gran lío, es quien más demacrada y afectada se ve. Su físico no le ayuda, su actitud no le suma y su vestimenta tampoco le sustenta un discurso que sea distinto al “estoy en un tremendo lío”.

Fue acusada de filtrar la información de manera directa e al diario estadounidense, y aunque ha terminado replicando el guión complotero de la 4T, su rostro sigue demostrando un nivel preocupación altísimo y un estrés que comienza a hacerla perder peso.

La fotografía del día de hoy en este espacio, es de nueva cuenta la jefa de Gobierno de la Ciudad de México vestida de negro, lo más cercano a llevar un luto, relacionándola con la aceptación de que la tragedia con la Línea 12 y las lamentables pérdidas de esos 26 pasajeros sí le han perjudicado de manera directa e indirectamente.

Es ella, sin ningún tipo de elocuencia y seguridad en su rostro, es la preocupación, el cansancio y el estado más comprimido de su cuerpo completo.

Sus piernas juntas y las mano entrelazadas, denotan señal de protección y de cierre, una especie de barrera entre los reporteros presentes que la cuestionan con una y otra pregunta directa, mientras ella se achica y cuida de no hablar nada de lo que pueda ser utilizado en su contra.

Su rostro es evidente que el tema no solo es si los pernos metálicos fueron mal instalados y por lo tanto hicieron perder la solidez necesaria al viaducto, sino que el descuido al mantenimiento sí le corresponde una parte a ella y a su equipo de trabajo.

Aunque pida a las empresas constructoras de la línea 12 que participen en el pago de la reparación tras el accidente, su comunicación no verbal la sigue delatando.

Ojo, en este espacio no se desenmascaran a los culpables, ni mucho menos, solo se lee y se trata de reinterpretar lo que se ve a través de la imagen y esta fotografía de hoy viernes, nos vuelve a recordar la nula empatía e interés que ha mostrado la actual jefa de Gobierno con la gente.

Los usuarios del metro siguen trasladándose con el temor de que otro accidente pueda pasar, el descuido de una infraestructura que mueve a millones de personas diariamente, no debería de estar expuesta a “la bolita” que se andan pasando los de traje y camisa blanca.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de Ciudad de México. Foto de EFE.
  1. Que ninguna mujer se nos olvide

    Las madres no se cansan de buscar y las mujeres tampoco nos cansaremos de exigir justicia por las que ya no están, por las desaparecidas, por las que no conocimos pero que su dolor lo hicimos propio

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad