La indecisión de Monreal


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

De “amable y sincero” califica Ricardo Monreal su encuentro con Andrés Manuel López Obrador.

De “amable y sincero” califica Ricardo Monreal su encuentro con Andrés Manuel López Obrador.

Leal, se ufana:

“Nunca he cambiado mi opinión sobre él: es la persona con más autoridad moral que hay en el país”.

En el video que subió al ciberespacio no alude a su relación con Morena, “gran parte” de la cual, según me dijo, “quedó entre los escombros”, y no por el sismo del 19 de septiembre; ni siquiera por no haberlo perfilado como candidato a la Jefatura de Gobierno de la capital nacional, sino por el agravio de colocarlo a la cola de una encuesta que permanece en el misterio.

“Por lo pronto”, dice, seguirá encabezando la delegación Cuauhtémoc.

Monreal continúa sin despejar dos incógnitas clave de su vida política: se sale o no de Morena, y si solicitará o no licencia para jugar en las próximas elecciones.

Y aunque parece dejar abierta la posibilidad de contender bajo otras divisas (por el PRI ya dijo que no), las propuestas que le han hecho “no se han transparentado ni se han concretado, por lo que cada día me aleja más de ellas…”.

[email protected]

 


  1. Coma inducido al NAIM

    Si por los discutibles “pueblos originarios” que se oponen al nuevo aeropuerto en Texcoco hablan agrupaciones y personas de tan descalificada probidad como la regresiva Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o el obispo de Saltillo, Raúl Vera (negociador-tapadera de pederastia clerical), pareciera que hay un resquicio de esperanza en que Andrés Manuel López Obrador corrija su insensato capricho y ordene la continuación de la obra.

    Continuar leyendo