Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La inconsistencia, la veleidad

Rafael-Cardona

Rafael CardonaEl Cristalazo

Dos sucesos recientes confirman crudamente varias de las peores características de este gobierno: su falta de firmeza ante circunstancias importantes –la improvisación--, y su débil vertebración funcional; su inconsistencia para asuntos fuera de la recurrente y obsesiva manía del “hipercontrol”, las cuales --paradójicamente—aumentan su potencia.

Dos sucesos recientes confirman crudamente varias de las peores características de este gobierno: su falta de firmeza ante circunstancias importantes –la improvisación–, y su débil vertebración funcional; su inconsistencia para asuntos fuera de la recurrente y obsesiva manía del “hipercontrol”, las cuales –paradójicamente—aumentan su potencia.

Se exhibe la alevosa veleidad, la mudanza de actitudes y decisiones como forma caprichosa del ejercicio del poder.

Del mucho poder para desorientar, estimular y decepcionar al mismo tiempo, del caos y la confusión nace una opinión pública confundida y desorientada.

Uno de esos sucesos es la apertura del programa de vacunación. El otro, el telefonema de Joe Biden.

La noche del jueves 21, en el nombrede una “estrategia” para desarrollar el Programa Nacional de Vacunación cuyo contenido de propaganda y uso electoral es ya evidente, el vocero pandémico, Hugo López Gatell (nunca antes tan “Gatinflas”), dijo en tono admonitorio:

“…Si al interior de un país hay un plan nacional, una estrategia nacional de vacunación contra COVID, que lleva meses desde que se preparó y que quienes recomendaron el diseño de esta política nacional son personas altamente calificadas, por ejemplo, el presidente del Comité Asesor Estratégico de Vacunación de la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo, alguien que ha formado parte de ese comité y es todavía miembro del Comité Técnico Asesor de la Organización Panamericana de la Salud, y un grupo que hemos hablado de ellos son 21 personas expertas en distintos campos desde la virología, la infectologia, la epidemiología, la economía de la salud, los derechos humanos, la bioética, etcétera, hizo un plan y es un plan estratégico nacional, piensa en todo un país, para lograr ese plan necesitamos tener abasto de vacunas y poderlas usar coordinadamente entre todo el país…

“…Si en vez de eso cada quien empieza a velar por sí mismo, en esto que estoy comentando –el sí mismo sería cada entidad federativa–, entonces tendríamos alguna entidad federativa que quisiera vacunar a jóvenes y otra quisiera vacunar a adultos mayores y una quisiera vacunar en zonas rurales y otra quisiera vacunar a trabajadores de cierto sector…

“…Desde el punto de vista técnico el lineamiento es recomendar que eso no se hagaporque entonces cada quién va por la suya y no estamos hablando de una estrategia de Estado, del Estado nacional, que se llama Estados Unidos Mexicanos (¿de veras?), sino como si no fuéramos un país y fuéramos simplemente una comunidad desordenada, anárquica…”

¿Una comunidad anárquica y desordenada? A veces vemos un gobierno desordenado. Cambiante, “Chimoltrufio” y “Capulino”.

Pero eso, el análisis del plan aparentemente sustentado en razonamientos técnicos (hermanos de los científicos), se desvaneció, se reventó como una burbuja de jabón al día siguiente, en medio de la burla del respetable y las muecas contritas de “Gatinflas”:

“…quiero adelantar –dijo el SP–,que he dado instrucciones al secretario de Salud, al doctor Jorge Alcocer, para que hoy mismo se emita un comunicado estableciendo que cualquier empresa o gobierno local que quiera adquirir vacunas para aplicarlas en México tiene autorización, sólo que deben de anexar a la solicitud el contrato de adquisición de las vacunas, la cantidad y la farmacéutica…”

¿Por fin?

Este giro de 180 grados nos hace pensar algo:

–¿Cuál de las dos posturas es la correcta? ¿Cómo puede un gobierno presentar de tan prolija manera argumentos a favor de la concentración y la centralización, para demolerlos al día siguiente?

Pues nada más cuando juega a las tontas y a las locas.

Pero la apertura del plan de vacunación al sector privado y a los gobiernos estatales, es una manzana envenenada.

¿De dónde van a sacar vacunas los gobiernos estatales. Alguien se ha dado cuenta de este engaño. El asunto no consiste en la compra de las vacunas sino en la distribución de las adquiridas por un gobierno nacional, para la el reparto por lotes a los Estados.

“…los Gobernadores de la Alianza Federalista, integrada por los mandatarios de Durango, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Colima, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Aguascalientes y Chihuahua, el aval del Presidente López Obrador es tardío, pues, consideraron, (que) el mercado ya está saturado.

“La producción mundial de las vacunas tiene contratos de compra de hace meses, que hace difícil encontrar la disponibilidad de la misma en los laboratorios que las producen.

“Por ello, aunque consideramos que el anuncio de hoy es tardío y engañoso, haremos un esfuerzo para lograr fortalecer desde lo local, la estrategia nacional de vacunación”, expusieron los mandatarios que integran el grupo.

Obviamente la respuesta del gobierno ante estas quejas podría ser la misma de Peña sobre los chiles y los acomodos.

Pero la actitud de mudanza, de por sí perturbadora y desorientadora en lo local, se extiende las relaciones internacionales.

–¿Cómo se explica la inexistencia de temas de importancia el jueves, y hablar con él, el viernes?

“–Ya hablamos, tuvimos una muy buena conversación desde Valladolid, Yucatán, con el presidenteBiden (diciembre del año pasado, cuando JB era presidente electo) . Hablamos por teléfono y tocamos todos los temas.

“Y ya se estableció la comunicación entre los servidores públicos del gobierno de Estados Unidosy los servidores públicos de México(…). No hay nada que sea urgente…” (hablar)…”

“Nada que sea urgente hablar”.

Pero al día siguiente:

“…Conversamos con el presidente Biden, fue amable y respetuoso. Tratamos asuntos relacionados con la migración, el Covid-19 y la cooperación para el desarrollo y el bienestar. Todo indica que serán buenas las relaciones por el bien de nuestros pueblos y naciones…”

Menos de 24 horas antes ni la cooperación, ni el desarrollo, ni el Covid, ni lo promisorio de las buenas relaciones; tampoco el respeto o la amabilidad, ni el bien de los pueblo y naciones, eran asuntos de urgencia.

Seguramente nunca lo han sido.

Y así, a las atinadas y los desatinos, se va escribiendo la historia de este gobierno cuya especialidad es la siembra del caos y la recolección de sus frutos.

Quien agita las ramas, se queda con las manzanas.

++++++++++++

Como si no tuvieran suficiente con el litigio promovido por la Presidencia en relación con la supresión de propaganda política en los discursos matutinos del infatigable Ejecutivo promotor electoral, ahora el INE se inmiscuye en la programación de las empresas de radio (especialmente) a las cuales quiere obligar a la inclusión de los “spots” partidarios, “en seco”, sin explicación alguna sobre el origen de los anuncios, metidos en la programación de los concesionarios con el calzador y de una ley absurda, pero de obligatorio cumplimiento.

La única responsabilidad del INE es vigilar el cumplimiento de las pautas; la inclusión de los “spots”. Pero el instituto no tiene facultades para opinar sobre cuanto se diga ANTES o DESPUÉS de las inserciones pautadas por millones.

Los concesionarios tiene derecho (y hasta obligación) de explicarles a sus escuchas de dónde vienen esos rollos.

En todos los países del mundo se explica el origen de la propaganda política, y se dice quién paga y quien responde por el contenido radiodifundido.

Con esta abusiva determinación el INE le regala a YSQ el mejor de sus argumentos: no solo me quieren censurar a mi, quieren censurar también a la industria de la radiodifusión. Tiene alma de inquisidores, etc, etc.

Tal parece como si el Presidente del Consejo del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova y los “puros” de la democracia (¿quién los nombró custodios?) no le pudieran explicar a los partidos –si a sus quejas obedece este ucase–, dónde comienza y dónde acaba su autoridad. No se entiende este afán de ganarse enemigos.

Quizá no lo hacen porque no lo saben o no lo entienden cuál es su papel y cual el de RTC de la Secretaría de Gobernación.

Por lo pronto en la homilía de mañana, alguien sembrará la pregunta y el Señor Presidente se dará vuelo con el INE como piñata.

Menú de accesibilidad