La extraña maldición del huachicol

manuel-ajenjo1

Manuel AjenjoEl Privilegio de Opinar

La que muy pronto será conocida como Ley de Ajenjo dice así: “Los equipos de futbol de la Liga MX que pertenezcan a los estados de la República preponderantes en el saqueo de huachicol estarán impedidos no sólo de ganar campeonatos, sino que ocuparán de manera inversamente proporcional las posiciones de la tabla”

La columna de hoy es un hito histórico en el periodismo nacional y en la sociología mexicana ya que a través de ella daré a conocer una ley producto de mi observación y experiencia. Es una ley en el sentido de la segunda acepción que al sustantivo le da la Real Academia de la Lengua, es decir, es una “relación existente entre los diversos elementos que intervienen en un fenómeno”. No tiene carácter universal como las descubiertas por Johannes Keppler sobre el movimiento de los planetas en su órbita alrededor del sol, o las de Isaac Newton, leyes de movimiento, entre las que destaca la ley de la gravitación universal. Vamos, mi ley ni siquiera alcanza la categoría de enunciado empírico como el que originalmente expresó David A. Murphy Jr.: “Si algo malo puede pasar, pasará” y que posteriormente fue la base para que el humorista Arthur Bloch, popularizara con el nombre de Ley de Murphy sus sintéticas formulaciones sobre aquello que puede perturbar nuestra tranquilidad cotidiana.

Pero basta de preámbulo –el lector (alguno ha de quedar después de tanta mamonería) debe estar ansioso por saber de mi descubrimiento. La que muy pronto será conocida como Ley de Ajenjo dice así: “Los equipos de futbol de la Liga MX que pertenezcan a los estados de la República preponderantes en el saqueo de huachicol estarán impedidos no sólo de ganar campeonatos, sino que ocuparán de manera inversamente proporcional las posiciones de la tabla”.

El mismo lector –empecinado- se preguntará cuál fue la manzana que cayó en mi cabeza y que inspiró la revelación cuyas primicias doy aquí. Se lo diré. El pasado martes en el suplemento Los Políticos de El Economista, leí un reportaje de Diego Badillo y Diego Jiménez, donde daban cuenta del Top 5 de los estados con el mayor número de tomas clandestinas de hidrocarburos hasta el cierre del 2018. Estos son: Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Jalisco y Veracruz. Este dato lo relacioné con la tabla de posiciones del último torneo de la primera división del futbol mexicano. De ahí concluí lo que al lector -¿sigues ahí amiguito?- llamó su atención.

Pero vayamos de la teoría a la praxis: El Top Ten, reseñado por ambos Diegos, está encabezado por el estado de Hidalgo, cuyo equipo representativo en la primera división, el Pachuca, décimo lugar en el torneo Apertura del 2018 y que en el actual torneo marcha en undécimo. Señal inequívoca de que a los tuzos los persigue la maldición del huachicoleo cuyo jefe en esa zona es Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas.

También El Bukanas manda en la entidad que ocupa el segundo lugar en el posicionamiento huachicolero, Puebla, que con dos equipos en la Liga MX, el de la franja que lleva el nombre del estado y el Lobos BUAP, apenas alcanzaron los lugares 12 y 13 en el campeonato anterior. Y en el actual están en el 13 y el décimo, respectivamente.

Guanajuato tiene al León como su representante futbolístico, equipo que apenas ocupó el lugar décimo cuarto en el pasado torneo y en el actual es el duodécimo. De seguir así las cosas, los amos de la ordeña de ductos petroleros en la región, los cárteles de Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación, impedirán que el equipo favorito de quien pergeña estas letras levante cabeza.

Según los registros de Pemex, Jalisco ocupó el cuarto lugar en el robo de combustible en el 2018. Sus equipos, las Chivas de Guadalajara y el Atlas, en el último torneo del año pasado quedaron en los lugares undécimo y penúltimo respectivamente. En el campeonato actual no van mal, pero esto es debido a que los huachicoleros estuvieron de bajo perfil durante el desabasto de enero.

Corresponde a Veracruz el quinto lugar en el listado publicado en Los Políticos y el último en el torneo que culminó con el 2018 y penúltimo en el actual.

Si el lector sigue ahí –un abrazo por el aguante- le diré que mi invención puede tener mejor efecto que la recomendación de AMLO acerca de que “las madrecitas hablen con sus hijos para que vayan por el buen camino”. Los mexicanos, incluyendo delincuentes, somos futboleros hasta la médula, considero que con tal de ver a nuestro equipo favorito en zona de liguilla somos capaces de abstenernos tanto de comprar como de robar huachicol.

La Ley Ajenjo puede resumirse en un slogan que, generosamente, regalo a la patria: “Si queremos destacar como nadie en el futbol. Dejemos de comprar y robar el huachicol”.

Fondo

En las librerías del Fondo de Cultura Económica es posible conseguir a bajo precio películas de calidad. Entre éstas las de Charles Chaplin; todas las de Luis Buñuel; algunas de Federico Fellini como la Dolce Vita; la ganadora de dos globos de oro El Juicio de Nuremberg; las entrañables Cinema Paradiso y la Vida es Bella, entre otras. Durante la gestión de Paco Ignacio Taibo II al frente de la institución, las películas –el cine es cultura- seguirán a la venta, sólo que no tendrán subtítulos en español. Todas serán dobladas.

WhatsApp

-¿Cómo te puedo hacer feliz en la cama?

-No me despiertes.

  1. Rosario

    A este escribidor de letras minúsculas sólo le tocan las sobras de tan suculento platillo periodístico

    Continuar leyendo