La DEA se rindió hace tiempo ante la mota. Nosotros, ¿por qué no?

hector-aguilar1

Héctor Aguilar CamínDía con día

Hace tres años la DEA dejó de perseguir la mariguana en Estados Unidos. Se rindió ante la hierba y sus aliados.

Hace tres años la DEA dejó de perseguir la mariguana en Estados Unidos. Se rindió ante la hierba y sus aliados.

El director interino de la agencia, Chuck Rosenberg, llegado al puesto en julio de 2014, luego de las derrotas legales y políticas de su antecesora, Michele Leonhart, dijo haber girado instrucciones a sus agentes de “concentrar sus esfuerzos en los casos más importantes de su jurisdicción”.

“Y lo que me dicen todos”, precisó Rosenberg, “es que los casos más importantes en su jurisdicción son los opiáceos y la heroína”. No la mariguana.

Ante la insistencia de la prensa sobre la mariguana, que había borrado de su discurso, Rosenberg dijo: “Si lo que quieren que les diga es que la mariguana no es peligrosa, no lo diré, porque pienso que lo es. ¿Pienso que es tan peligrosa como la heroína? Probablemente no. No soy un experto”.

Rosenberg admitió así que había perseguido y encarcelado a gente que traficaba con una sustancia cuya peligrosidad real desconocía, porque no era “un experto”.

El 2015 fue un mal año para la DEA en sus tratos con el Congreso americano. Estaba camino de perder por completo la causa de la mariguana que sucesivas votaciones de la Casa de Representantes y del Senado ponían ya en camino de la plena legalización. La legalización siguió en varios estados, entre ellos el más decisivo para México: California.

Desde antes de 2015, la Casa de Representantes había empezado a tratar el presupuesto de la DEA como un saco de donde tomar recursos para otras causas. Le habían hecho hasta por 23 millones de dólares, nueve de ellos, del presupuesto dedicado a erradicar mariguana.

Todo esto y mucho más puede leerse en el reportaje de la revista Politico del 30 de julio de 2015: “How Congress turned on the DEA and embraced weed” (Cómo el Congreso se le volteó a la DEA y abrazó la hierba”) http://www.politico.com/magazine/story/2015/07/dea-marijuana-120674.html

La pregunta para el Congreso americano y la DEA es: ¿dónde se cobra por los muertos y los presos dejados por la guerra contra la mariguana? La pregunta para México es: ¿alguien quiere cobrar esa cuenta?

[email protected]

  1. Política y delito

    Nunca he creído que el crimen organizado de México, el narcotráfico, o sus potentes derivados de hoy: huachicol, extorsión, secuestro, tenga el proyecto de competir por el poder político como tal.

    Continuar leyendo