JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

La crisis del PRD estalla en el Senado

La crisis del PRD estalla en el Senado


Las lecciones solo son para los que quieren aprender.
Florestán

El 1 de septiembre de 2012 se instaló la bancada del PRD en el Senado con 22 legisladores coordinados por Miguel Barbosa, de la que se fueron nueve: tres a Morena, dos al PT, tres se declararon independientes y otro al PRI.

Pero Barbosa mantuvo una fracción de 13 y así navegó por la primera legislatura de este sexenio y por el inicio de esta segunda. Rompió con Los Chuchos y, contra todo, se mantuvo en la coordinación donde formó alianza con Miguel Mancera, a quien promovió como candidato presidencial sin ser militante, aunque al arribo de Alejandra Barrales a la dirigencia nacional, lo emplazó a afiliarse, lo que el jefe de Gobierno ignoró.

La bomba estalló hace dos semanas, cuando Barbosa se pronunció por la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, lo que provocó que el CEN perredista lo cesara como coordinador y suspendiera sus derechos partidarios, a lo que respondió con una inconformidad ante el Tribunal Electoral, que perdió el viernes por la noche.

Ese mismo viernes por la mañana, ya había tomado la decisión de renunciar a la coordinación y operar a favor de Raúl Morón para que la tomara, al mismo tiempo que Dolores Padierna, como vicecoordinadora parlamentaria ya la había ocupado.

Barbosa reunió los votos de 14 senadores, entre ellos los morenistas Mario Delgado, Rabindranath Salazar y Zoé Robledo, del petista Benjamín Robles y de Alejandro Encinas, más nueve perredistas que eligieron sucesor a Morón, mientras Dolores Padierna se quedaba con tres senadores: Angélica de la Peña, Isidro Pedraza y Luis Sánchez Jiménez, que no alcanzan a formar fracción por ser menos de cinco, con la pérdida de recursos de por lo menos 500 millones de pesos.

En estas condiciones, Barrales insistió en reconocer a Padierna, ambas en desconocer a Barbosa y Pablo Escudero, presidente de la Mesa Directiva del Senado, en no reconocer ni desconocer a ninguno.

Esta es parte de la debacle del PRD y deja ver cómo se manejan algunas cosas en el Senado.

RETALES

1. BLANCO. Finalmente, el PRD designó a Juan Zepeda como su candidato al gobierno del Estado de México, lo que provocó la renuncia del otro aspirante, Eduardo Neri;

2. COMPLICIDADES. El subdelegado de la Sedesol en Oaxaca, Heliodoro Carlos Díaz Aguirre, borracho, atropelló a dos personas y el secretario Luis Miranda lo cesó del cargo que Alejandro Murat le había conseguido. Ya antes, el mismo Heliodoro había sido despedido de la subdirección de Liconsa por el escándalo del Porsche que le regaló su papá, Heliodoro Díaz Escárraga, a quien el mismo Murat tenía como coordinador del Infonavit en Oaxaca cuando era director. A ver qué les da ahora;

3. CONTROL. Andrés Manuel López Obrador deberá hacer un control de daños tras su viaje a Nueva York, donde ante el batallón de fusilamiento, sin ser Aureliano Buendía, conoció por primera vez la nieve.

Nos vemos mañana, pero en privado
lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com