La Estrategia Fallida del Gas Bienestar

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

Apenas el 31 de mayo de este año, la COFECE hizo público el inicio de una investigación para determinar si existen o no condiciones de competencia efectiva en este mercado

Alguien no está asesorando bien al presidente Andrés Manuel López Obrador en el tema del Gas LP. La Secretaría de Energía (SENER) ha publicado en el Diario Oficial de la Federación la “Directriz de Emergencia para el bienestar del Consumidor de Gas Licuado de Petróleo”, en la que exhorta a la Comisión Reguladora de Energía, establecer una metodología para fijar precios máximos al consumidor final de gas LP, en un plazo máximo de tres días, la cual tendría una vigencia de seis meses. Tal vez no lo sepan en presidencia pero exhortos ha habido muchos donde en diversas ocasiones la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) ha manifestado su preocupación porque en México se ofrezcan energéticos de calidad en las mejores condiciones de abasto y a precios competitivos. De ahí que se han investigado posibles conductas anticompetitivas en el mercado de gas Licuado del Petróleo (gas LP) y ha propuesto múltiples recomendaciones para promover la competencia vigorosa en este mercado en beneficio de las familias mexicanas.

¿Se ha avanzado sobre esto último? No, apenas el 31 de mayo de este año, la COFECE hizo público el inicio de una investigación para determinar si existen o no condiciones de competencia efectiva en este mercado. Con base en la determinación que al efecto emita en términos de la ley vigente, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) podría, en su caso, fijar precios máximos en la distribución de este producto al consumidor final. Pareciera que el deseo de avanzar con “Gas Bienestar” es más un deseo de impacto popular pero va contrario al mecanismo establecido en la Ley de Hidrocarburos (LH) para regular los precios del gas LP, el cual requiere de una declaratoria de ausencia de condiciones de competencia por parte de la COFECE como condición necesaria y previa a una regulación de precios.

Básicamente tendría que enfocarse al artículo 82 de esa legislación, pero además vendrían temas de amparos o señalamientos legales porque en la Ley de Hidrocarburos menciona que la distribución no vinculada a ductos de gas Licuado del Petróleo no estará sujeta a la regulación de precios, salvo determinación en contrario de la COFECE. Pero hay algo claro que únicamente en los mercados donde no existen condiciones de competencia deben establecerse precios máximos, de lo contrario cómo se menciona en un documento el organismo que encabeza Alejandra Palacios, la regulación de precios podría tener consecuencias contrarias a lo que pretende la Directriz, como el desabasto o escasez de gas LP.

Sí y solo sí, donde fuera necesario regular el precio del gas LP, dependería de que cada una de las autoridades involucradas cumpla, conforme a sus facultades, con el debido proceso establecido en la normativa. Así que cualquiera que sea el escenario que desee la 4T tendrá que ir encaminada a subsidiar un programa que exigirá de grandes y enormes recursos salidos de las arcas del Gobierno Federal, que no es otra cosa que de los impuestos que usted y yo pagamos. Apenas en el Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), se dijo que el consumo de gas a nivel mundial crecerá un 15 % para 2030 en comparación con el nivel de 2019, y alcanzará el nivel de consumo de 4,55 billones de metros cúbicos. El análisis va encaminado en que gas será el combustible fósil del futuro y el más limpio si se piensa en el cambio climático, la preocupación para nuestro país, es que no se tienen los recursos para sacarlo.

Y ahí es donde radica el problema, ya que México únicamente produce el 38% del gas que consume, mientras importa el resto 62%, es importado o adquirido a privados, que al final resulta lo mismo no se tiene el dinero para obtenerlo. Ahora sí se piensa en un “capricho” pues Pemex absorberá las variaciones en los precios internacionales de este energético, golpeando más las finanzas de la paraestatal, como el golpe que recibió de Moody´s que anunció una rebaja de la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex) a “Ba3” y mantuvo la perspectiva en negativa, lo que hizo enojar al ingeniero agrónomo Octavio Romero. Como sea, se pronostica un fracaso para Gas Bienestar, pero además un problemita más, ya que en el IMPI
que encabeza Alfredo Rendón Algara, ya hay un registro con ese nombre, donde un grupo empresarial del occidente de México tiene los derechos de las marcas Gas del Bienestar y Gas Bienestar.

Voz en Off

Mario Dávila Dávila, fundador y presidente del consejo de administración de Cotemar, ha fallecido. Deja a Mario, Catina y Ana Lucía, un legado de una empresa con experiencia en el sector energético mexicano, con proyectos de procesos eficientes, tecnología de vanguardia y gente comprometida y apasionada con cada trabajo que realizan. Cristina Lobo Morales de Dávila, continuará siendo el corazón de esta empresa emblema de la industria petrolera…

[email protected]
@juliopilotzi

Menú de accesibilidad