Impunidad verbal en el debate


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Federico Berrueto definió anoche (MILENIO televisión, con Azucena Uresti) como “impunidad verbal” el borbotón de ofensas, mentiras, medias verdades  y descontones que se dieron el domingo los candidatos presidenciales.

Federico Berrueto definió anoche (MILENIO televisión, con Azucena Uresti) como “impunidad verbal” el borbotón de ofensas, mentiras, medias verdades  y descontones que se dieron el domingo los candidatos presidenciales.

El espectáculo parecía exclusivo de senadores y diputados, pero ha resultado una especie de examen de oposición para que alguno de los aspirantes se corone.

Insultos aparte, las trampas en el discurso de los contendientes degradan el nivel de discusión.

Gracias a Verificado 2018 sabemos ahora que, aunque la morenista Nestora se atuvo a usos y costumbres de una policía comunitaria que aplica reglas intolerables en las policías constitucionales, la acusación de “secuestro” que leyó Meade no se sustentó en los tribunales.

En sus cuentas de la inversión extranjera durante su jefatura de Gobierno, AMLO incluyó la millonada de dólares por la venta de Bancomer y Banamex, y es falso que en 1988 se compraran 50 kilos de tortilla con un salario mínimo: alcanzaba para casi 12.

Tampoco es cierto, como dijo El Bronco, que en Guerrero no se produzca maíz: es el cuarto productor en México…

[email protected]


  1. Coma inducido al NAIM

    Si por los discutibles “pueblos originarios” que se oponen al nuevo aeropuerto en Texcoco hablan agrupaciones y personas de tan descalificada probidad como la regresiva Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o el obispo de Saltillo, Raúl Vera (negociador-tapadera de pederastia clerical), pareciera que hay un resquicio de esperanza en que Andrés Manuel López Obrador corrija su insensato capricho y ordene la continuación de la obra.

    Continuar leyendo