Impericia, prudencia y escoltas


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Eduardo García escribe:

Eduardo García escribe:

Con respeto le señalo la ligereza de sus conclusiones en el lamentable tema del director general de Izzi, Adolfo Lagos.

¿Ya leyó usted la carpeta de investigación?

¿Oyó los testimonios de los involucrados o testigos?

¿Le constan las circunstancias de tiempo, lugar y modo de los hechos?

¿Es usted tan conocedor de la naturaleza humana para calificar la “impericia” de personas en situaciones extremas de presión y alta adrenalina?

¿Nunca, en situaciones normales, se le ha pasado a usted poner el parking?

Triste y lamentable lo ocurrido, S. Marín.

Tal vez, y lo repito: solo tal vez, lo prudente por todos hubiese sido dejarse robar. Nunca lo sabremos.

Mesura, señor Marín. Mesura.

Respuestas:

No a las primeras tres.

Lo de la impericia es una elemental deducción porque a un escolta profesional se le supone capacitado para enfrentar “situaciones extremas”, le suba o no la adrenalina.

Nunca me he bajado del coche sin ponerle parking y freno de mano.

Y ante riesgos letales, lo prudente (mejor: lo inteligente), siempre, es dejarse robar.

[email protected]


  1. Impecable doble acierto de AMLO

    De pocos integrantes del próximo gabinete presidencial puede afirmarse que Andrés Manuel López Obrador haya hecho designaciones tan irreprochables como las del general de División Luis Cresencio Sandoval González y el almirante José Rafael Ojeda Durán para encabezar las secretarías de la Defensa Nacional y la Marina Armada.

    Continuar leyendo

  2. Coma inducido al NAIM

    Si por los discutibles “pueblos originarios” que se oponen al nuevo aeropuerto en Texcoco hablan agrupaciones y personas de tan descalificada probidad como la regresiva Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación o el obispo de Saltillo, Raúl Vera (negociador-tapadera de pederastia clerical), pareciera que hay un resquicio de esperanza en que Andrés Manuel López Obrador corrija su insensato capricho y ordene la continuación de la obra.

    Continuar leyendo