Sin reticencias por la veda impuesta por el INE, un centenar de los principales cuadros morenistas del Estado de México acudieron hace cinco días a una cita con Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López Hernández.

La veda es para la promoción de los programas gubernamentales. La reunión de los morenistas tuvo otros objetivos, de mediano y largo plazo. Formalmente, la senadora Martha Guerrero —quien llegó a su escaño, en suplencia de Delfina Gómez Álvarez— fungió como anfitriona, aunque las llamadas para los integrantes del selecto grupo provenían del Palacio de Covián.

En las redes sociales hay imágenes del cónclave. Los detalles sobre la reunión, empero, han comenzado a conocerse, por testimonios de los participantes. El presídium tuvo a los secretarios de Educación y de Gobernación, además de la Jefa de Gobierno, con la senadora Guerrero —en su calidad de delegada especial del CEN morenista en el Estado de México— como moderadora.

Al frente también estaban el senador Higinio Martínez Miranda y el director general de la Agencia Aduanal, Horacio Duarte Olivares. La reunión, empero, no estaba limitada a los integrantes del Grupo de Acción Política, la principal expresión morenista en la entidad mexiquense. Todo lo contrario.

López Hernández hizo sentir el peso de su autoridad, como principal operador político dentro de la Cuarta Transformación. Y salvo Pedro Centeno Santaella —ex alcalde de Teoloyucan y actual director general del ISSSTE— los principales líderes del morenismo local acudieron a la cita. Ninguno fue marginado. Ni siquiera aquellos que sufrieron las mayores derrotas en las elecciones de junio del 2021, como el exalcalde de Tlalnepantla, Raciel Hernández, y Daniel Serrano.

El secretario de Gobernación convocó tanto a los viejos liderazgos que acompañaron a AMLO hace 25 años, cuando el PRD logró sus primeras victorias electorales en la entidad mexiquense, como a recientes incorporaciones, como la del exalcalde de Ciudad Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, quien junto con el exdiputado federal Emilio Ulloa, encabeza una facción que simpatiza con la jefa del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum.

La intención era recuperar la “mística de cuerpo” generada en el 2017, después de la nominación de Delfina Gómez Álvarez como candidata de la izquierda a la gubernatura. AMLO entonces había dejado la dirigencia de Morena a Yeidckol Polevnsky. Los grupos locales habían pactado una tregua para sumarse al aparato electoral del partido —que ensayaría sus tácticas rumbo a la elección presidencial— y trabajaron para cumplir con la meta de conseguir dos millones de votos.

La maquinaria priista entonces era coordinada por Ernesto Nemer Álvarez, exsubsecretario de Desarrollo Social del peñismo y actual secretario general de Gobierno. Los primeros escenarios colocaban a la abanderada panista, Josefina Vázquez Mota, como principal rival del abanderado tricolor y exalcalde de Huixquilucan, Alfredo del Mazo González.

Mientras priistas y panistas entraron en una confrontación desgastante —con mutuas recriminaciones sobre los malos resultados de sus gobiernos—, Morena consolidó su presencia en casi todas las regiones de la entidad… a excepción de los municipios colindantes con la Tierra Caliente. Allí, el PRI consiguió los 150,000 votos que finalmente llevaron a Del Mazo a la gubernatura, sin que los abogados morenistas pudieran reunir pruebas contundentes del fraude electoral que alegaron con denuedo.

Con el triunfo de AMLO en el 2018, Delfina y su equipo accedieron a posiciones importantes en la administración federal, pero tomaron rutas distintas… hasta la semana pasada. López Hernández los conminó a reconocer que ahora existe un vínculo institucional entre los distintos grupos y que no pueden olvidar la derrota del 2017.

Antes de promover candidaturas o cuestionar las directrices partidistas, está el proyecto presidencial, les recordó. Ahora es el tiempo de respaldar a la Cuarta Transformación y consolidar a las fuerzas morenistas en el territorio mexiquense.

Unidad, primero. Y después, la candidatura del 2023, fue el mensaje del secretario de Gobernación.