Guerra sucia cibernética


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Las elecciones tienen un cariz tan extraordinario como demuestra el caso de Cambridge Analytica, ligado al siniestro expoderoso colaborador de Donald Trump, Steve Bannon.


Las elecciones tienen un cariz tan extraordinario como demuestra el caso de Cambridge Analytica, ligado al siniestro expoderoso colaborador de Donald Trump, Steve Bannon.

Channel 4 News desenmaraña la manipulación electoral con herramientas útiles en redes sociales gracias a ciertos algoritmos y el resultado es una porquería sin precedente.

No solo: queda exhibido el sucio comportamiento de Facebook, que lo supo semanas o meses atrás, pero no fue sino hasta las vísperas de la revelación que resolvió echar de la plataforma a los manipuladores.

Cambridge Analytica interfería en el mundo con engaños en las áreas académicas y de investigación, y se sabe ya de prostisobornos, chantajes y otras artimañas.

El escándalo abarató las acciones de Facebook y desplomó la bolsa de NY.

¿Opera en México la consultora? ¿Ofreció sus servicios a los candidatos? ¿Alguno fue seducido?

En extremo preocupante imaginar siquiera la posibilidad de que el próximo presidente sea quien posea datos precisos de intereses y hábitos de millones de electores y resulte tan democrático y legítimo como Trump.

[email protected]

  1. Ávidos de que se juzgue a Peña

    Durante el sexenio, en todos los casos de gran envergadura se ha hecho recurrente invocar la famosa cadena de mando que los abogados pretenden utilizar para que se responsabilice a Enrique Peña Nieto de violaciones a los derechos humanos, lo mismo por el caso Atenco, siendo gobernador, que como presidente por Ayotzinapa, Tanhuato, Nochixtlán, Apatzingán o Tlatlaya.

    Continuar leyendo