Minuto a Minuto

Internacional Monarquía británica recibió 102.6 millones de euros en subvenciones del Estado
Los recursos están dirigidos a sufragar los compromisos oficiales de Charles III y el mantenimiento de sus palacios, reveló un informe sobre la monarquía
Entretenimiento Karol G enloquece a sus fans en el último concierto de su gira veraniega en Madrid
Karol G comenzó el concierto con un cambio de 'look' durante sus primeras canciones, donde apareció como una sirena ante sus admiradores
Internacional El príncipe William recibió 28 millones de euros del Ducado de Cornualles
William recibió en el último ejercicio fiscal 28 millones de euros del Ducado de Cornualles, la gran finca en el oeste de Inglaterra que heredó
Nacional Colapsa puente en Omealca, Veracruz, mientras lo cruzaba un autobús; hay un muerto
Los servicios de emergencia trasladaron a las seis personas lesionadas para su atención hospitalaria
Internacional Biden dice que es “fantástico” volver a la Casa Blanca tras haber estado aislado por COVID-19
Biden dijo que es "fantástico" estar de regreso en la Casa Blanca en su primera aparición después de abandonar la carrera a la Presidencia

Aunque uno es menor que el otro por tres años, Trump tiene 78 años y Biden 81, la próxima elección por la presidencia de Estados Unidos de Norteamérica promete ser una confrontación entre abuelos; uno con la fecha de caducidad rebasada y el otro representante de la mentira y la trampa. Mal debe estar un país que entre 300 millones de habitantes sólo tiene a estos dos decrépitos personajes para presidirlo.

Si consideramos que en el 2020 el primer debate entre ambos —Trump presidente y Biden candidato demócrata— se efectuó el 29 de septiembre, uno se pregunta, ¿por qué, esta vez, se realizó el 27 de junio?, es decir tres meses y dos días antes que la ejecución del anterior. Después de presenciar el debate del pasado jueves, una respuesta cáustica sería la de que el adelanto tuvo como objetivo que Biden llegara menos deteriorado al enfrentamiento.

Sucedió que el intercambio de propuestas y posturas políticas sobre los temas: economía, inmigración, carestía, las guerras en Ucrania y Medio Oriente, China, adicciones y el aborto, no fueron lo más importante, en el sentido noticioso, del debate. La verdadera nota radicó en las dudas que suscitó la salud mental y cognitiva del presidente Joe Biden.

Una encuesta de CBS News/YouGov, basada en una muestra nacional de 1,130 votantes registrados, elaborada durante dos días posteriores al debate, arrojó como resultado que un mayor número de los encuestados, incluidos muchos demócratas, no cree en absoluto que BIden deba postularse para presidente. Casi la mitad de su partido no cree que debería ser ahora el candidato. (A Trump, por su parte, la va mejor, pero aún así sólo la mitad del electorado piensa que tiene la salud cognitiva para servir en la presidencia).

Según la encuesta precitada, casi tres de cada cuatro votantes creen que el señor Biden no debería postularse; como causas de la no postulación mencionan tanto su campaña, como su poca efectividad en el cargo presidencial, así como su edad.

Por lo contrario, Donald Trump, encuentra una amplia opinión entre los republicanos de que debería de postularse. Esto ocurre porque los votantes creen que en el debate Trump presentó sus ideas más claramente, pareció más presidencial, inspiró más seguridad, explicó mejor sus políticas y, en resumen, ganó el debate. Esto a pesar de que los votantes en general piensan que el magnate neoyorkino no fue veraz.

Pero todo anterior es relativo, porque según el estudio demoscópico de referencia, hay muchos votantes que piensan que ninguno de los dos candidatos lo hizo bien.

Al margen de la encuesta, es un hecho es que después del debate, algunos funcionarios demócratas expresaron que Biden debería retirarse como candidato y que otro demócrata tenga la oportunidad para postularse a la presidencia. Esa idea encuentra resonancia en casi la mitad de los demócratas del país quienes consideran una impertinencia del actual presidente la reelección. Inclusive, el cambio de candidatura, ha generado trascendidos periodísticos. Pero también hay demócratas que piensan que sería un error cambiar de candidato a unos meses de la elección ya que la división interna puede dañar al partido.

Ante la disyuntiva en que se encuentra la sociedad estadounidense de elegir entre el pésimo y el peor; el mundo, quien de manera indirecta pagará las consecuencias de la decadente elección estadounidense, contempla con preocupación la lucha por el poder entre dos personajes de los cuales a uno no le sube el agua al tinaco, mientras que el otro chapotea en las aguas pestilentes del fraude fiscal, la agresión sexual, la estafa electoral, la mentira contumaz y el racismo. Basta escuchar su frase de sonoridad fascista: “Los indocumentados, muchos de ellos latinoamericanos, envenenan la sangre de nuestro país”, para temer lo peor.

Punto final

Dicen los enterados que la Selección Mexicana de Futbol cada año juega peor. En la Copa América jugó como si estuviéramos en el 2037.