Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Esto no es una película

laura garza

Laura GarzaEnfoque Manual

Las escenas que hemos comenzado a ver en imágenes son como si hubieran sido extraídas de alguna película de Hollywood, pero cuando nos encargamos de investigar, sabemos que tristemente no es así, es una realidad

Desde el 25 de mayo que murió el joven afroamericano George Floyd a causa de una agresión directa por parte de un policía, las protestas en Estados Unidos no han tenido descanso.

Un poco más de un mes y los ánimos siguen encendidos, los errores políticos y los tiempos de incertidumbre causados por la pandemia, sus futuras elecciones, negocios quebrados, abuso de poder y la desesperación.

Las escenas que hemos comenzado a ver en imágenes son como si hubieran sido extraídas de alguna película de Hollywood, pero cuando nos encargamos de investigar, sabemos que tristemente no es así, es una realidad.

El domingo pasado, alrededor de 500 personas decidieron salir a marchar en Saint Louis, Mossouri en Estados Unidos y eligieron pasar por una colonia un tanto exclusiva Central West End.

Los hombres y mujeres que protestaban con carteles y consignas de Black Lives Matters, se dirigían a la casa de su alcaldesa, la Sra. Lyda Krewson, con quien tienen problemas y exigen su renuncia.

Pero mientras pasaban levantando la voz, una pareja de más de 60 años de color blanco, decidió salir de su casa armada para alejar a los manifestantes, fueran del color que sea. En la imagen vemos a hombres de color en la primea línea, quienes son los que reciben directamente la amenaza de esta mujer de blusa de rayas negras y blancas y que sale de su casa por el jardín lateral para apuntarles, a una mano y sin ningún tipo de temor.

La fotografía la publica Reuters por el fotógrafo Lawrence Bryant, captó perfectamente ese rostro de enojo, rabia y de frialdad para defender su territorio, que al menos aquí parece que no corría ningún peligro.

Entonces con las múltiples muestras de racismo en el país vecino, esta imagen es digna de participar en algún concurso de fotoperiodismo internacional.

El marido allí atrás, vestido con playera color rosa y pantalón blanco, y también armado con un subfusil listo para apuntar, es como si viéramos la filmación de una escena de acción de Hollywood, y creo no exagerar.

La pareja se llama Marck y Patricia McCloskey quienes aparecen en múltiples videos, defendiendo su casa, descalzos y armados, mientras que los propios manifestantes no cayeron en ningún tipo de provocación y deciden alejarse de allí.

Stephen Ferry, fotoperiodista, documentalista, investigador y ganador un WWP, entre otros grandes reconocimientos, plantea que la fotografía es un lenguaje emocional, y que en el fotoperiodismo la información llega a través de las emociones, es decir lo que nuestros ojos interpretan corporalmente de quien aparece.

Tal cual, una realidad que produce indignación enojo y por suerte la pasividad con la que actuaron los ciudadanos ante la agresión directa y amenazante de los McCloskey.

Esta imagen es un ejemplo claro de ello, si la señora hubiera salido solo a ahuyentarlos con gritos y manotazos, la interpretación sería distinta.

La realidad es que los estadounidenses re viven una crisis racial y el mix de problemas que presenta el país y el mundo entero, han provocado escenas como estas.

Por suerte todos tienen teléfonos con pantallas, y todo tipo de gadgets para poder grabar y fotografiar las escenas más crueles y disparatadas como esta.

Nos urge paz.

  1. ¿A dónde vemos?

    Esta imagen que captó el fotoperiodista Jorge Núñez de la agencia EFE en el centro de la Ciudad de México me pareció de lo más relevante para cerrar esta semana visualmente intensa en el tema político

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad