Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

El Subsecretario de SCT que ganó millones de pesos

Julio-Pilotzi

Julio PilotziSplit Financiero

La empresa del actual subsercretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ganó más de 430 millones de pesos en contratos con la dependencia

Durante los sexenios de Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón, la empresa del actual subsercretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), ganó más de 430 millones de pesos en contratos con la dependencia.

Se trata de Cedric Iván Escalante Sauri, quien ingresó a la Secretaría en 1983 como director general del Centro Tabasco. Fue además director General de los Centros Guerrero, Veracruz, Coordinador de Planeación, asesor del secretario, director General de Carreteras Federales y encargado de la Unidad de Infraestructura Carretera para el Desarrollo Regional.

Su larga carrera en la SCT, que hoy dirige Jorge Arganis Díaz Leal, concluyó en 2007, año en el que dejó su cargo como director General de Conservación de Carreteras. Tras su salida fundó la firma Consultores y Constructores Escalante, con una participación accionaria del 50 por ciento, según indica su declaración patrimonial. Ante esto, dentro del sector se cuestionan cómo es posible qué luego de 24 años de conocer el funcionamiento de la Secretaría, sus requerimientos, a los funcionarios y empresas que proveían a la SCT, Cedric Escalante se convirtiera en contratista de la dependencia. Pues Consultores y Constructores Escalante, obtuvo 49 contratos de obra pública con la SCT durante los dos sexenios anteriores.

Dedicada al ramo de la construcción de obras públicas y privadas, la empresa propiedad de Escalante Sauri, logró de 2007 a 2018, 30 contratos a través de invitaciones restringidas y 19 por medio de licitaciones públicas. Asimismo, el funcionario comenzó su actividad como empresario con el pie derecho. Apenas a ocho meses de dejar la SCT, en octubre de 2007, la Dirección General de Conservación de Carreteras de la Secretaría le adjudicó, a través de un procedimiento restringido, un contrato de 704 mil pesos para proveerla de servicios relacionados con obra pública.

Fue sin duda un buen año para él, pues tal como consta en su declaración patrimonial, en junio de 2007, adquirió al contado un terreno con valor de 245 mil pesos y una casa de 328 metros cuadrados de terreno y 376 metros cuadrados de construcción, con valor de 5 millones 820 mil pesos. Pese a ello, en enero de 2019, a un mes de asumir el cargo como subsecretario de Infraestructura, el ingeniero Cedirc Escalante negó tener algún conflicto de interés. No cabe duda que deberá explicarle a la 4T cómo es que su posición de empresario y funcionario de gobierno no representa un conflicto de interés o como lo ha dicho el propio Andrés Manuel López Obrador, una falta moral.

 

GIA, ejemplo de protocolos

La reactivación de actividades alrededor del mundo ha exigido que empresas de todos los ramos desarrollen protocolos específicos para salvaguardar la salud de su personal. Ante este panorama, la Constructora GIA, de Hipólito Gerard Rivero, se ha convertido en orgullo nacional, pues en las últimas semanas fue reconocida debido a las medidas implantadas en la edificación del nuevo Hospital del Salvador y el Instituto Nacional de Geriátrico, con el que se beneficiará a más de 500 mil habitantes de ocho comunas en Santiago, Chile.

Así, la firma mexicana estableció con carácter obligatorio el distanciamiento social, uso de mascarillas y toma de temperatura, no obstante, también se encargó de adecuar procesos al momento de manejar equipo pesado y disponer de los materiales que se utilizan para avanzar en la obra que contará con 170 mil m2 de instalaciones repartidas en tres edificios, para lo cual acuden a labores alrededor de 700 especialistas en el sector. No es casual que entre las autoridades que aplaudieron los esfuerzos de GIA se encontraran el Ministro de Obras de Chile, Alfredo Moreno Charme, así como la alcaldesa de Providencia, comuna donde se construyen los centros de atención, Evelyn Mattheu.

 

Realidad de las bolsas

De acuerdo con la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), de Aldimir Torres Arenas, una bolsa biodegradable que sería compostable en todo caso, tiene el mismo impacto en los mares que una bolsa derivada de petróleo. Por tanto, lo que llamamos hoy biodegradable no es la solución, pues no significa que esa bolsa ya se pueda tirar y entonces aparecerá por arte de magia un árbol verde, eso es falso.

Lo anterior es un mensaje que la industria plastiquera trata de llevar a las autoridades federales y locales, pues ninguna bolsa desaparece. Asimismo, hay dos tipos de materiales para éstas, una es compostable que puede descomponerse en un periodo máximo de 400 a 500 días, y la segunda es la oxodegradable, que tarda en degradarse alrededor de 1,000 días, sumado a que una bolsa normal no dura 100 años, pues se descompone mucho más rápido.

Así, el problema en los mares no son las bolsas flotando, más bien son los microplásticos, por tanto, se tiene que atender el problema de generación y desecho de éstos, para evitar que lleguen a los mares, sin duda es un tema que debemos entender, para no pensar o creer, que la bolsa es la causante de la contaminación. Por eso la industria plastiquera se mantiene cercana a la autoridad, legisladores y académicos, para tratar de hacer notar o hacer entender este problema, y siempre levantará la mano de manera crítica.

UIF no investiga a Mara Lezama

Desde hace unos días se ha difundido en diversos medios y redes sociales que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a cargo de Santiago Nieto, investiga a Mara Lezama, presidenta municipal de Cancún, en Quintana Roo, por supuesto enriquecimiento ilícito, pero esa versión ha sido descartada por la mencionada instancia federal, pues asegura que sí cuenta con investigaciones en contra de personajes de esa entidad, pero no es el caso de la alcaldesa.

Sin embargo, la asociación civil Opus Magnum, que dirige Flor Tapia Pastrana, presentó una denuncia ante la UIF y la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) contra Mara Lezama y varios de sus familiares, entre ellos su esposo, Omar Terrazas, por la compra de inmuebles y terrenos, por la desarrolladora CUMPAL en la que la alcaldesa los tiene de socios y con la cual ha creado una fortuna de 70 millones de pesos en propiedades.

Es decir, la alcaldesa y familiares han adquirido un departamento en Puerto Morelos con valor de 4 millones 800 mil pesos; un inmueble en la ‪avenida Yaxchilán de 1‬ millón 900 mil pesos y un terreno en la ‪avenida Guayacán en Cancún‬, por 3 millones 400 mil pesos, por citar algunos. Ante la denuncia, el presidente Andrés Manuel López Obrador, se ha pronunciado porque se investigue, se aclare y que no haya corrupción ni impunidad, a decir de él: no establece relaciones de complicidad con nadie.

 

Voz en Off

AeroMéxico, obtuvo un nuevo respaldo de la corte donde lleva su proceso de reestructura financiera, bajo el amparo del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos.

La autorización es para que la compañía que dirige Andrés Conesa Labastida, es tener acceso a una primera estampa de 100 millones de dólares del financiamiento por mil millones al que llegó con la firma de inversiones Apollo Global Management…Bien por Volkswagen México que ha acordado con el sindicato un aumento salarial total de 5.4 por ciento, 3.62 por ciento será directo al sueldo y 1.84 por ciento en prestaciones globales…

Split Financiero
Julio Pilotzi 

[email protected]

@juliopilotzi

Menú de accesibilidad