Costosos “chacalaca” y “señoritingo”


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Voto por voto, Andrés Manuel López Obrador perdió la Presidencia en 2006: por tristes 58 décimas, Felipe Calderón le ganó.


Voto por voto, Andrés Manuel López Obrador perdió la Presidencia en 2006: por tristes 58 décimas, Felipe Calderón le ganó.

Eso no quiere decir que “la mafia en el poder” haya permanecido cruzada de brazos durante el proceso electoral pues, como se sabe bien, todas las campañas son sucias y, con tal de que AMLO no llegara, hasta el PRI (cuya probabilidad de triunfo era nula) operó para que buena parte de sus bases apoyara el triunfo del candidato panista.

De ahí el dichoso “fraude”, pero no en la cuenta de votos, del que hasta la fecha sigue hablando López Obrador.

Imposible corroborar mi convencimiento de que AMLO pudo ganar por muchos más de los que necesitaba de no haber proferido contra Vicente Fox una frase tan desafortunada como el “¡cállate, chachalaca…!”.

A José Antonio Meade le sorrajó antier un despectivo epíteto (muy español) que quiere decir persona joven, de familia acomodada, ociosa, que se comporta con presunción y altanería: “Señoritingo”… que supongo, otra vez, le restará votos…

[email protected]