En este caso sí puede saberse; hay un antecedente comprobable en hechos y datos: si Morena captura el INE, las elecciones serán como la consulta popular que organizó para cancelar el aeropuerto de Texcoco, aún sin ser gobierno. Faltaban dos meses para que lo fuera. Así que, siendo gobierno, será mejor la ingeniería del robo.

La consulta fue organizada por Morena, del 25 al 28 de octubre, poco más de un mes antes de que tomara posesión su candidato presidencial ganador, el actual Jefe del Ejecutivo. Morena excluyó al INE y realizó la medición, con la participación de apenas 0.8 por ciento del padrón electoral, que es de 95 millones de mexicanos.

Morena realizó la consulta cómo, dónde y entre las personas que decidió Morena. Morena confeccionó las boletas, las guardó donde quiso y, en vez de tinta indeleble para marcar el dedo de los votantes, utilizó violeta de gencianas, un colorante para combatir los hongos de los dedos del pie, que se cae con agua.

De los participantes, 748 mil votaron para que el nuevo aeropuerto se construyera donde indicó el futuro presidente (el hoy AIFA de Santa Lucía) y 311 mil en Texcoco: 69.95 por ciento contra 29.1 por ciento: las casillas las instaló Morena, los votos los contó Morena, los resultados los informó Morena.

Morena dirigió los resultados de la consulta como le dio la gana a Morena. La hizo en 538 municipios seleccionados por Morena, la mayoría de los cuales estaba distante a miles y miles de kilómetros de Texcoco, y ninguno del Estado de México, donde está Texcoco, y sólo 16 de la cercana CDMX:

—42 de Chiapas.

—Nueve de Campeche.

—Dos de Baja California Sur.

—Cinco de Baja California.

—Dos de Aguascalientes.

Así hace las elecciones Morena. Entonces sí puede saberse cómo organizaría las elecciones si consigue la Reforma Electoral que envío el presidente al Congreso para eliminar el INE. “Ya los diputados van a desaparecer al INE”, anunció Adán Augusto, secretario de Gobernación y, claro, también militante de Morena.

También se sabe cómo Morena organiza los fideicomisos. Tras los sismos de 2017, creó el fideicomiso “Por los demás”, con número 73803, en Banca Afirme. Reunió 78,8 millones de pesos: 44,4 millones en efectivo y nunca se supo quiénes los aportaron. Setenta personas sacaron 64,5 millones en cheques de caja: ninguno era damnificado y todos eran militantes de Morena.

Después, ya instalado en el poder, Morena prohibió los fideicomisos: eran 354, que tenían un total de 680 mil millones de pesos y eran dedicados, bajo supervisión de los legisladores y la sociedad civil, a financiar la creación artística, ciencia, deporte, casas hogar, investigación.

Entonces, claro que sí puedes saberlo. Si quieres.