Como cortesía pasa, pero en serio no


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Comprensible que Peña Nieto, en el acto del Premio Nacional de Derechos Humanos, pidiera a los senadores ampliar “los espacios de diálogo, de acercamiento con las distintas organizaciones de la sociedad civil para escuchar todas las voces” antes de discutir el proyecto de ley de seguridad interior aprobado por los diputados.

Comprensible que Peña Nieto, en el acto del Premio Nacional de Derechos Humanos, pidiera a los senadores ampliar “los espacios de diálogo, de acercamiento con las distintas organizaciones de la sociedad civil para escuchar todas las voces” antes de discutir el proyecto de ley de seguridad interior aprobado por los diputados.

El presidente de la CNDH había reiterado (lo han hecho también las áreas ad hoc de la ONU y la OEA; ONG, activistas y opinadores) su tajante oposición.

Aunque abundan supercherías en los alegatos, es irrebatible el argumento de que esta ley “no resuelve el problema de fondo…”, pero nadie de los inconformes aventura una propuesta y tampoco qué hacer ante la emergencia.

La narcoviolencia incendió la casa y, sin que alguna ley lo contemple, regule y acote, los militares la hacen de bomberos mientras del otro lado de la calle gritan que el predio tiene distinto uso de suelo, que desperdician el agua que se necesita en otro lado; que hay más casas en riesgo, y que los soldados no fueron capacitados para apagar los fuegos ni rescatar quemados.

O sea: ¿que se chingue la casa?

[email protected]

  1. El carnal Bátiz, fiscal ideal

    Desde que la oposición en el sexenio anterior bloqueó al constitucionalista Raúl Cervantes Andrade, exprocurador general de la República, para que fuera fiscal general, primero, y ministro de la Suprema Corte de Justicia después, con el pretexto de que había sido diputado y senador plurinominal del PRI, he insistido en que entraña una perversa tontería pretender que un aspirante a cargos relevantes en el servicio público carezca de filias y fobias políticas e ideológicas.

    Continuar leyendo

  2. Ex presidentes a la hoguera

    Aunque sugiere poner “punto final” a los señalamientos contra los ex presidentes, Andrés Manuel López Obrador insistió antier en una consulta pública para que sea “el pueblo” el que decida si se les “enjuicia” porque, según él, no solo sabían, sino que estaban involucrados en el hurto de combustibles.

    Continuar leyendo