¿Cómo arranca “El Bronco”?

leopoldo-gomez2

Leopoldo GómezTercer Grado

La controversia por la inclusión del Bronco en la boleta ocupó las primeras planas de todos los diarios la semana pasada. La interpretación dominante ha sido que el gobierno presionó al Tribunal Electoral porque El Bronco le resta votos a Andrés Manuel López Obrador.

La controversia por la inclusión del Bronco en la boleta ocupó las primeras planas de todos los diarios la semana pasada. La interpretación dominante ha sido que el gobierno presionó al Tribunal Electoral porque El Bronco le resta votos a Andrés Manuel López Obrador.

Al margen de las posibles motivaciones de los magistrados que le dieron la razón al Bronco, las encuestas nos dan ciertas pistas para saber cómo queda esta candidatura y quién sería el posible perjudicado.

La evolución de las tendencias electorales en los últimos meses muestra que mientras El Bronco cae en las encuestas, López Obrador y José Antonio Meade crecen. En esas mediciones no se observa una transferencia de preferencias a Ricardo Anaya, quien más bien compite contra Margarita Zavala.

Así, en la serie de datos de El Financiero se aprecia que de octubre a marzo pasado, las intenciones de voto a favor del Bronco cayeron de 8% a 2%. En contraste, las de López Obrador pasaron de 38% a 42% y las de Meade de 18% a 24%. La correspondencia de movimientos mes a mes es más evidente entre la caída del Bronco y el ascenso de Meade.

Una encuesta telefónica de Consulta, levantada el fin de semana, apunta precisamente en esa dirección. Según este estudio, si bien más de tres cuartas partes de los votantes del Bronco niegan identificarse con algún partido, quienes sí lo hacen provienen
más del PRI que de los otros partidos.

A la luz de estos datos, no queda claro si todo lo que gane El Bronco será a costa de López Obrador, pues también podría restarle apoyos, e incluso en mayor medida, a Meade.

Ahora bien, calcular el calibre de esta afectación es otro tema. Hasta ahora lo único cierto es que, de acuerdo con Consulta, El Bronco arranca la campaña con muchos negativos: más de 60% de los encuestados no está de acuerdo con la decisión del Tribunal y otro tanto piensa que el gobierno respalda su candidatura.

Si El Bronco no consigue remontar esos negativos, su participación podría acabar siendo testimonial. Y entonces todo el juego de sumas y restas habrá sido irrelevante.