Por donde se la vea, la CFE es una quiebra andante. Una quiebra que echó a andar este gobierno, que dice que quiere rescatarla. Por primera vez en décadas, nos dice Macario Schettino (ver aquí), la generación de electricidad crece menos que la economía, y la economía trae un desfalco de varios puntos, al extremo de que podríamos tener un sexenio de crecimiento nulo.

Las cuentas de la quiebra de la CFE durante este gobierno apenas pueden exagerarse. Su director perdió mil millones de dólares en la cancelación de un gasoducto que luego tuvo que abrir. En estos tres años de gobierno, la CFE ha tenido cuatro apagones grandotes, de esos que ya no había: dos en la península yucateca y dos en el norte, uno de estos por la crisis de abasto del gas texano, debido a una inesperada catástrofe climática.

El precio del gas texano con que se producía electricidad en el norte de México creció 10 veces. La CFE no había comprado seguros contra esa eventualidad y la empresa tuvo que pagar 10 veces más de lo que habría pagado de asegurarse. El director de CFE se puso filantrópico y entregó al sindicato de la compañía aumentos de salarios, prestaciones y pensiones que añadirán a su quiebra en marcha un pasivo laboral de 200 mil millones.

Desde entonces la empresa no gana sino pierde dinero. En 2019 y 2020 sus pérdidas sumadas fueron de 40 mil millones de pesos. Aunque estamos en un año de recuperación o de rebote, luego del abismo de 2020, el año 2021 pinta igualmente desastroso para la CFE.

Sus ingresos, nos dice Carlos Ramírez (@CarlosRamirezF), han caído –6.5%, sus gastos han subido +15.2, su inversión ha descendido -23.1%, el balance primario de la empresa es de un -91.3 %. Y recibe un subsidio de 70 mil millones, nos dice Jorge Andrés Castañeda.

A este lujo de paraestatal en quiebra quiere entregarle el gobierno el manejo de la industria eléctrica por el resto de los tiempos.

Dice bien Julio Patán (@juliopatan09): Te prometen que viene una nueva época para México y cuando volteas, la nueva época es Manuel Bartlett quebrando a la CFE.