‘La risa’ de AMLO, dos y último

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

EU, dice el escrito, quiere que se impulse “a cualquier costo” la infraestructura y desarrollo “del empobrecido Sureste de México y que el modelo se extienda a Centroamérica para mitigar y contener la migración”

El documento de empresarios afines a la 4T, del que publiqué ayer una parte, contiene otras interesantes afirmaciones respecto de la gestión de Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia.

Además de los cascabeles puestos a los poderes económico, político, mediático y sindical, AMLO “busca dejar como legado una nueva burocracia más esbelta, delgada, capacitada y digital, en vez del elefante reumático y mañoso que todo lo atora; una nueva burocracia que sustente su vocación de servicio en hacer más con menos y en dar una respuesta ética, ágil y rápida a los requerimientos internos del gobierno y de los ciudadanos”.

Considera que Estados Unidos es “un aliado especial para construir un proyecto de nación sin corrupción”. Según el texto circulado entre picudos y que arranca preguntando: ¿De qué se ríe el Presidente?, Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris, republicanos y los demócratas “ven con sorpresa, incredulidad y complicidad al personaje disruptor, valiente, honesto e incorruptible que EU había esperado por décadas”, a cuyo gobierno está decidido a apoyar “para contribuir a convertir a México en el socio más confiable de ese país en su desafío geopolítico y comercial con China y sus aliados.

Ellos saben que la fortaleza de largo plazo de EU depende en gran medida de que México evolucione en el menor tiempo posible (12 años) a país desarrollado, sin corrupción, con mucha inversión en infraestructura, en relocalización de extensas cadenas productivas asiáticas y en la formación acelerada de capital humano para reemplazar a socios comerciales remotos de alto riesgo”.

De la integración regional y el T-MEC, gobierno y congreso estadunidenses “apoyan la mayor participación posible de las fuerzas armadas mexicanas en la actividad pública para quebrar la columna vertebral de la corrupción endémica de México en puertos, aduanas, obra pública, compras, distribución de medicinas e insumos y en seguridad pública”.

EU, dice el escrito, quiere que se impulse “a cualquier costo” la infraestructura y desarrollo “del empobrecido Sureste de México y que el modelo se extienda a Centroamérica para mitigar y contener la migración”.

Para el o los autores, la potencia ve bien “una gran depuración y transformación del Poder Judicial y el desmantelamiento de la industria de Justicia al Mejor Postor que contribuye y permite una vergonzante impunidad de 97 por ciento”.

Sobre las críticas a la 4T, dice: “Sí, hay muchos cuestionamientos y reclamos justificados al gobierno por muchas veces cortar tejido sano al tratar de extirpar tumores de corrupción (…), pero solo el que no se atreve a limpiar y exorcizar los demonios de su casa no comete errores (…).

¿Que la pandemia fue mal manejada? Claro que hubo errores, pero no hay un solo país en el mundo donde la gente diga que su gobierno la manejó bien”. En resumen, estos machuchones del dinero celebran la puesta en marcha de los “nuevos fundamentos estructurales de largo plazo: éticos, económicos, sociales y de justicia…”.

Menú de accesibilidad