Buena fe contra el crimen


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

La probabilidad de que alguno de los candidatos presidenciales copiara “la cándida fórmula” del obispo de Chilpancingo pactando una pax narca con delincuentes a que aludí aquí ayer fracasó como ironía.


La probabilidad de que alguno de los candidatos presidenciales copiara “la cándida fórmula” del obispo de Chilpancingo pactando una pax narca con delincuentes a que aludí aquí ayer fracasó como ironía.

Andrés Manuel López Obrador dijo ya:

“Qué bien que él se atrevió y se esté exhortando para que no haya violencia; que no le quiten la vida a nadie, ni a candidatos ni a los ciudadanos; que no haya sufrimientos para nuestro pueblo; eso lo tenemos que hacer todos, buscar la reconciliación, la paz, la tranquilidad. Yo veo con buenos ojos que tanto pastores como sacerdotes y obispos de la Iglesia católica busquen también la reconciliación, el diálogo para que se garantice la paz y la tranquilidad en México”.

Muy distinto a lo que Margarita Zavala opinó:

“Entiendo que un obispo, ante la ausencia cobarde del Estado, recurra al diálogo con criminales, pero eso no justifica los llamados a la impunidad. No a una amnistía a criminales. Sí a la paz con ley y justicia…”.

Pues “arreglado” el problema con un puñado de bandas de Guerrero, solo falta convencer a… las más de cien que faltan.

[email protected]

  1. Libertad, Cervantes y Dante José

    En oportuna coincidencia con la publicación en más de 300 periódicos estadunidenses de editoriales condenatorios de la embestida de Trump contra los medios (“enemigos del pueblo”, les llamó), un muy querido amigo me puso en suerte un ensayo del guatemalteco Dante José Liano Quezada sobre la segunda parte (capítulo 58) del Quijote de La Mancha, donde Cervantes pone en labios del hidalgo:

    Continuar leyendo