Beltrones y Monreal


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

“Pocos salen a defenderlos y muchos a defenestrarlos”, escribió ayer en MILENIO Ricardo Monreal, a propósito de Manlio Fabio Beltrones, “el más romano de los legisladores y políticos mexicanos...”.

“Pocos salen a defenderlos y muchos a defenestrarlos”, escribió ayer en MILENIO Ricardo Monreal, a propósito de Manlio Fabio Beltrones, “el más romano de los legisladores y políticos mexicanos…”.

El gesto del morenista confirma que Monreal es un político brillante.

Lopezobradorista radical (no extremista), resalta “el arte de la negociación en la ortodoxia” priista: “saber estirar la liga sin romperla y cuidar la institución presidencial”.

Arte que, opina (como también los políticos más avezados y hasta yo), encarna Beltrones, quien capotea hoy uno más de los desafíos que ha sorteado con éxito 30 años, ahora en la ventolera levantada por la detención en Chihuahua del ex secretario general adjunto del PRI que encabezó Beltrones.

En su ámbito, el zacatecano es tan elogiable como el sonorense.

Y tan leal Monreal a sus convicciones que, pudiendo regresar al PRI en pos de su realizable sueño de gobernar la capital, sigue apoyando al tabasqueño… pese a que este lo desaprovecha en el apuntalamiento de su probabilidad de alcanzar la Presidencia…

[email protected]

  1. Acordar sí, no “democratizar” todo

    En su deslumbrante libro De animales a dioses (Editorial Debate, 2014), el historiador Yuval Noah Harari destripa, entre otros, los mitos de igualdad y democracia que la humanidad ha creado para construir “redes de cooperación en masa”, palabra que, por altruista que suene, “no siempre es voluntaria y rara vez es igualitaria”, porque casi todas esas urdimbres se han organizado “para la opresión y la explotación”.

    Continuar leyendo