Minuto a Minuto

Internacional El cementerio de coches quemados, un impresionante testimonio del salvaje ataque de Hamás en Israel
En el lugar hay un refugio en caso de alerta de misil. Por su cercanía a la frontera, las personas tienen solo 15 segundos para refugiarse en su interior
Internacional Biden registra mejoría “significativa” en síntomas de COVID-19
El médido del presidente de EE.UU. Joe Biden apuntó que la tos seca y la ronquera continúan siendo sus principales síntomas de COVID-19
Nacional Atentan contra concejal del PRI en Azcapotzalco
La concejal Aida Beltrán resultó herida al ser atacada a disparos mientras conducía una camioneta del PRI en Azcapotzalco
Internacional ¿Cómo sería el proceso para sustituir a Joe Biden como candidato demócrata?
El Comité Nacional Demócrata tiene normas para reemplazar a Joe Biden como su candidato para la Presidencia de EE.UU.
Deportes América hace oficial la contratación del colombiano Cristian Borja
"Listo para defender nuestros colores… ¡Cristian Borja llegó al América!", apuntó la directiva azulcrema en redes sociales

No es el mejor momento para decir que la violencia ha bajado, pero ha bajado, y mucho.

Esta es la noticia estadística, desafiante de la percepción pública, que rige el análisis de Eduardo Guerrero sobre las ejecuciones del crimen organizado en los últimos tres años. (“¿Bajó la violencia?”, Nexos, núm. 246, febrero de 2015).

Las cifras de Guerrero y de su consultora Lantia indican una reducción enorme en el número de ejecuciones. Redondeo las cifras: hubo 16 mil en  2011 y 8 mil en 2014.

Las ejecuciones son solo una parte del total de homicidios que se cometen en el país. Pero en los últimos años la estadística de homicidios se parece bastante a la de las ejecuciones. Crecen y bajan a la par (gráficas y cifras precisas en el artículo de Guerrero, disponible en línea: nexos.com).

La película larga de la espiral de violencia disparada en 2007 sobre el país, es como sigue:

En el año de 1990 México tenía una tasa de homicidios muy alta, equivalente a 20 por cada 100 mil habitantes.

A lo largo de los siguientes 17 años esa cifra no hizo sino bajar. En 2007 llegó a ser de 8 homicidios por cada 100 mil habitantes (la de Estados Unidos era 5 por cada 100 mil).

A partir de 2007, a la par de la guerra contra el narco, las cifras dieron un salto histórico hasta llegar en 2011 a la increíble proporción de 23.5 homicidios por cada 100 mil habitantes. Esto quiere decir, redondeo las cifras, que en 2007 hubo en México 9 mil asesinatos mientras que en 2011 hubo 27 mil. Más de tres veces.

La cifra calculada por Guerrero para el año 2014 es de 20 mil asesinatos, 7 mil menos que en el año pico de 2011.

El promedio criminal de México es ahora de 16.5 homicidios por cada 100 mil habitantes. Muy lejos  todavía de los 8 por cada 100 mil donde empezó la matanza, en 2007, pero muy lejos también de los 23.5 por cada 100 mil a que llegó en 2011.