Ayotzinapa: nada del “quinto autobús”


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

La semana pasada sesionó en Bogotá la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que fueron ineludibles los temas de la Ley de Seguridad Interior y el caso Iguala.

La semana pasada sesionó en Bogotá la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en la que fueron ineludibles los temas de la Ley de Seguridad Interior y el caso Iguala.

De lo sucedido con los normalistas de Ayotzinapa surgieron al final dos datos relevantes: el fiscal Alfredo Higuera Bernal adelantó que se consolida la versión de la rivalidad entre grupos criminales (Guerreros Unidos y Rojos), y que se desecha la línea de investigación propuesta por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes respecto del supuesto “quinto autobús” en la trama de la historia.

Y es que las conclusiones del GIEI han servido más para plantar sospechas sobre las averiguaciones que llevaron a la cárcel a más de cien implicados, entre éstos algunos despiadados homicidas confesos que en la siembra de dudas podrían eventualmente quedar en libertad.

Higuera no dio detalles por la confidencialidad de la indagatoria, pero más que de los investigadores, lo que viene quedando claro es la pifia de quienes insisten en desmantelar la todavía única y para nada rebatida “verdad histórica”.

[email protected]

  1. Son rateros, no corruptos

    El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó ayer a los pobladores de Acambay (Edomex) a no caer en "la corrupción", como entiende el delito de saqueo de combustibles. Su audiencia de centenares lo escuchó con respeto y lo despidió con vítores luego de que repartió apoyos económicos y exhortó a que todos se porten bien y no caigan "en esas actividades"... a sabiendas de ante quiénes hablaba: 10 días antes, en ese municipio, en la comunidad San Antonio Detiña, una turba semejante en cantidad a la del viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, huachicoleó de una toma clandestina y es de suponerse que entre el público estuvieron algunos o muchos de los ladrones a quienes, por su extraña manera de interpretar la realidad, intenta justificar porque son "pobres".

    Continuar leyendo

  2. ‘Huachicoleo’ para principiantes

    Para improvisar tomas clandestinas en ductos y poliductos basta horadarlos y colocar un grifo para extraer el combustible con la misma facilidad con que se toma el agua de una llave de jardín. Se perfora con taladro de mano y una broca de diámetro no mayor a una pulgada (lo que mide una corcholata: 2.5 centímetros), y esto se hace con paciencia para evitar las chispas y el calor (son tuberías normalmente frías, como las gasolinas, y casi heladas porque llevan ríos).

    Continuar leyendo