Atrapados por el dedazo

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Ninguna de las corrientes más fuertes que disputarán la Presidencia de la República (Frente Ciudadano, Morena y PRI) tiene la menor oportunidad democrática de seleccionar a su candidato:

Ninguna de las corrientes más fuertes que disputarán la Presidencia de la República (Frente Ciudadano, Morena y PRI) tiene la menor oportunidad democrática de seleccionar a su candidato:

Por PAN, PRD y MC, forzosamente decidirán las cúpulas, ya que abrir el fallo “a la ciudadanía” sería una locura, pues el PRI, obviamente, metería la mano para favorecer a quien le resulte menos incómodo.

Ayer, Miguel Ángel Mancera advirtió que si hay dedazo se despedirá del Frente, y Alejandra Barrales pretende que el método de selección se decida en consenso por los dirigentes partidistas y aspirantes. Nada fácil, Ricardo Anaya lleva la delantera, tanto por presidir el partido mayor como por ser precandidato.

En Morena todo está ya dicho, y la encuesta que ofrece Andrés Manuel López Obrador no engañará ni a los niños de pecho.

A su vez, cumpliendo con su tradición y liturgia, el PRI solo tiene que esperar a oír el nombre que diga Enrique Peña Nieto.

Para sintetizar:

En los dos últimos casos, los ungidos serán los señalados por un dedo, y en el primero… ¡por tres!

[email protected]