Aritmética ética democrática


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Como vea: por asunción de la realidad fatal de que es ingenuo pretender un fiscal electoral sin filias ni fobias políticas o por desvergüenza, contra 33 y la abstención de la Cocoa, 64 senadores eliminaron el impedimento para la designación entre los candidatos que tengan o hayan tenido ligas partidistas en los seis años recientes.

Como vea: por asunción de la realidad fatal de que es ingenuo pretender un fiscal electoral sin filias ni fobias políticas o por desvergüenza, contra 33 y la abstención de la Cocoa, 64 senadores eliminaron el impedimento para la designación entre los candidatos que tengan o hayan tenido ligas partidistas en los seis años recientes.

De 128 legisladores, el jueves de la semana pasada no se presentaron 27 y, con 84 a favor, 15 en contra y dos abstenciones, el pleno aprobó la convocatoria y, a la propuesta del ex priista Manuel Cárdenas Fonseca (ocupa el sitio que dejó Mónica Arriola, de Nueva Alianza) para abrir el candado, se expresaron solo 98 y no los 101 que pasaron lista.

Aun si los tres que “desaparecieron” hubieran votado como los 33, el aplastante casi dos a uno habría prevalecido.

Pero si del total de 128 la cuenta resultara de 64 a favor y 64 en contra, las tablas obligarían a mantener en suspenso la definición.

Gajes de la democracia: una clara mayoría decidió que el Senado no le haga al Tío Lolo.

[email protected]


  1. Un tipo y una tipa de cuidado

    La rabiosa embestida en San Lázaro contra Rosario Robles da idea de la vileza en que grotesca pero gozosamente caen quienes, a falta de aptitudes productivas, pepenan lo que sacie su hambre en el muladar de la política.

    Continuar leyendo

  2. La Rosario… ¿de Amozoc?

    Ayer se dio un ejemplo ilustrativo de la miserable propensión a los linchamientos en sectores políticos y sociales durante la comparecencia de la secretaria Rosario Robles ante la diputación federal.

    Continuar leyendo