Aritmética ética democrática


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

Como vea: por asunción de la realidad fatal de que es ingenuo pretender un fiscal electoral sin filias ni fobias políticas o por desvergüenza, contra 33 y la abstención de la Cocoa, 64 senadores eliminaron el impedimento para la designación entre los candidatos que tengan o hayan tenido ligas partidistas en los seis años recientes.


Como vea: por asunción de la realidad fatal de que es ingenuo pretender un fiscal electoral sin filias ni fobias políticas o por desvergüenza, contra 33 y la abstención de la Cocoa, 64 senadores eliminaron el impedimento para la designación entre los candidatos que tengan o hayan tenido ligas partidistas en los seis años recientes.

De 128 legisladores, el jueves de la semana pasada no se presentaron 27 y, con 84 a favor, 15 en contra y dos abstenciones, el pleno aprobó la convocatoria y, a la propuesta del ex priista Manuel Cárdenas Fonseca (ocupa el sitio que dejó Mónica Arriola, de Nueva Alianza) para abrir el candado, se expresaron solo 98 y no los 101 que pasaron lista.

Aun si los tres que “desaparecieron” hubieran votado como los 33, el aplastante casi dos a uno habría prevalecido.

Pero si del total de 128 la cuenta resultara de 64 a favor y 64 en contra, las tablas obligarían a mantener en suspenso la definición.

Gajes de la democracia: una clara mayoría decidió que el Senado no le haga al Tío Lolo.

[email protected]