Anaya despeja una incógnita con Chertorivski; faltan otras


luis-miguel-gonzalez1

Luis Miguel GonzálezCaja Fuerte

[caption id="attachment_719530" align="aligncenter" width="760"] Foto de El Economista[/caption]


Foto de El Economista

¿Quién es el equipo económico de Ricardo Anaya? Con el anuncio formal de la incorporación de Salomón Chertorivski empezamos a despejar algunas incógnitas. Chertorivski ha sido presentado como encargado de la propuesta y programa de gobierno. El nombramiento implica un amplio espectro de temas, pero podemos estar seguros de que el exsecretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México estará en las mesas donde tomará forma el proyecto económico del candidato que ahora está en el segundo lugar de las preferencias, según todas las encuestas.

Chertorivski aporta una amplia experiencia en el servicio público: ha sido secretario de Salud en el gobierno federal y ha trabajado en dos gobiernos locales, en Michoacán y en la CDMX. Aporta también un vínculo privilegiado con la poderosa comunidad judía y, en el plano intelectual, una sana preocupación por construir una agenda económica con mayor impacto social. Él fue el cerebro de la propuesta de incremento a los salarios mínimos desde la Ciudad de México y a últimas fechas ha estado muy activo en el debate sobre el ingreso único universal. Una idea que suena lejana, pero que llegará a nuestro país más pronto que tarde.

¿Entrará Juan Pardinas al equipo de Anaya? Las versiones al respecto son creíbles. El director del Imco ha estado en contacto con el candidato y se nota su influencia en algunos temas, como el apoyo reciente de Ricardo Anaya a una fiscalía independiente. ¿Eso es agenda económica? Se preguntarán algunos de ustedes. Por supuesto. No hay nada más urgente para impulsar la economía que fortalecer el Estado de Derecho. En ese proceso, una fiscalía independiente sería un paso gigante. Más allá de este tema, sería interesante ver qué podría aportar Juan Pardinas a la agenda nacional desde una casa de campaña. Ha sido uno de los intelectuales más influyentes desde el Imco, promotor de medidas de control y contrapesos como el Consejo Fiscal Independiente, pero no es lo mismo un think tank que un equipo político.

¿Quién hablará, de parte de Anaya, con los inversionistas extranjeros y representantes de fondos de inversión? El asunto puede parecer marginal o algo que se podría atender más adelante, pero no. Todo lo contrario: los tenedores de papeles de deuda mexicana quieren conocer la visión financiera de un candidato que es un gran desconocido para los mercados internacionales. Esta curiosidad se intensifica en la medida en que la candidatura de Anaya gana en probabilidades de triunfo. Los analistas de los grupos financieros internacionales tienen claro cómo piensa José Antonio Meade y su equipo, le tienen confianza porque lo conocen. No tienen idea de lo qué podrían esperar de Anaya. ¿Cómo manejaría la deuda pública? ¿Es partidario de reducirla drásticamente?

La trasmisión eficiente del mensaje a los inversionistas es clave. En manos de no residentes, se encuentra un tercio de la deuda pública mexicana. Los títulos en poder de no residentes superan en valor el equivalente a 450,000 millones de dólares, 40% del PIB de México. Conseguir la confianza de estos señores y señoras es fundamental. De ello puede depender la calificación de la deuda mexicana, el valor del tipo de cambio y el nivel de las tasas de interés en México. Es importante saber quién será el mensajero, pero más importante es conocer cuál será el mensaje.

[email protected]