La falta de pulcritud de la dirigencia nacional en la selección de sus candidatos fue sancionada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Sin ambages, el magistrado José Luis Vargas Valdés condenó la simulación en la que se ha convertido el método de las encuestas impuesto por Mario Delgado para la designación de los coordinadores de los comités de defensa de la 4T.

Esa condena a los métodos morenistas obedecía a la impugnación de la candidatura de Salomón Jara a la gubernatura de Oaxaca. En aquella entidad del sureste, el partido en el gobierno nunca ha postulado mujeres al máximo cargo. Y en este proceso había dos aspirantes de ese género que fueron ignoradas en el proceso interno de selección.

Morena también ignoró a las mujeres en Tamaulipas. Pero en Oaxaca, además, la dirigencia partidista incurrió en violencia política de género contra Susana Harp.

Por mandato judicial, el partido oficialista deberá postular a una mujer en Oaxaca, lo que generará un efecto dominó que impactará en Durango. La paridad sustantiva se impuso al criterio de competitividad esgrimido por la dirigencia morenista.

Inconformes con sus métodos, Susana Harp y Alberto Esteva Salinas impugnaron la designación de Salomón Jara como candidato de Morena a la gubernatura de Oaxaca ante el Tribunal Electoral Estatal y ante la negativa de atender sus reclamos, acudieron a la Sala Superior del TEPJF.

La senadora con licencia interpuso tres juicios ciudadanos. En la resolución del JDC 91/2022, los magistrados electorales urgieron a las autoridades locales para resolver —a través de un procedimiento especial sancionador— sobre la violencia política de género que denunció la quejosa y a los partidos políticos, a garantizar la paridad sustantiva, en la postulación de sus candidatos a las gubernaturas.

Mientras los partidos modifican sus Estatutos y el Congreso de la Unión da cumplimiento a las reformas constitucionales, el INE quedó vinculado en el cumplimiento de ese precepto.

Una derrota contundente para el CEN de Morena, encabezado por Mario Delgado Carrillo y Citlalli Hernández. Y es que nunca quisieron atender las peticiones de Harp.

“No íbamos a caer en chantajes”, reclaman en el equipo de Salomón Jara. Y refieren que la senadora con licencia exigió quedarse con la mitad del gabinete, a cambio de desistirse en sus reclamaciones.

Oaxaca estaría destinado a convertirse en un bastión de la Cuarta Transformación y por lo mismo, la dirigencia morenista apostó a la estructura de activismo político de Jara por encima de la popularidad de Harp.

La decisión del TEPJF impactará también al resultado de la consulta sobre la Revocación de Mandato que ocurrirá dentro de 10 días: los simpatizantes del candidato relegado harán huelga de brazos caídos.

Efectos secundarios

INCUMPLIMIENTOS. En la terminación del tren México-Toluca, las empresas constructoras de la estación Vasco de Quiroga y el viaducto atirantado que fueron licitados hace unos meses avanzan de acuerdo con el programa. No así el caso de Caabsa, de Luis y Mauricio Amodio, quienes desde hace más de dos años han condicionado nuevas inversiones para concluir el tramo 3 a que la Secretaría de Obras de la CDMX les resuelvan favorablemente diferencias de precios de los materiales. Y aunque se comprometieron con la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum hace unas semanas a destrabar esta situación, persiste el riesgo de que no se cumplan las fechas comprometidas para su entrega. El respaldo de Banobras era determinante.