Minuto a Minuto

Internacional Francia ensaya el disparo de un nuevo misil nuclear supersónico
De acuerdo con autoridades de Francia, el misil era un ASMPA renovado pero sin carga militar a bordo y su prueba ya estaba aprobada
Deportes Jardine no ve equipo favorito en su segunda final con América
Jardine, campeón con América, afirmó que no ve equipo favorito a horas de vivir frente a Cruz Azul su segunda final consecutiva
Nacional Los muertos de López Obrador
            Esto es algo que México no puede soportar y no se trata de que solo este haya sido un sexenio sangriento, no, viene de atrás, pero sí es el peor
Nacional “Yo nunca había visto una cosa así”: Álvarez Máynez tras colapso de templete
En las primeras declaraciones que dio a medios, desde el lugar de los hechos, Álvarez Máynez aseguró que nunca había visto algo así
Nacional MC suspende actividades tras colapso de templete en Nuevo León
Dante Delgado, líder de MC, señaló que suspenderán todas las actividades por el accidente que ocurrió en Nuevo León

El caso emblemático de corrupción en la Cuarta Transformación —el desvío de recursos en Segalmex— quedará impune. El deceso del empresario Alejandro Puente Córdova deja sin materia el caso armado por la Fiscalía General de la República contra René Gavira Segestre, exoficial mayor de esa dependencia. A salvo queda, por añadidura, Ignacio Ovalle Fernández.

El criterio de oportunidad concedido por un juez a uno de los socios de Puente Córdova sirvió para proceder contra el exfuncionario cuatroteísta —vinculado a René Bejarano y Adrián Ruvalcaba—, quien autorizó el exorbitante gasto para edificar una planta productora de leche en polvo en Zacatecas, que daría al traste a los ganaderos de Aguascalientes y la Laguna.

Puente Córdova ya estaba postrado, cuando procedió la causa en contra de Gavira Segreste y Ricardo José Lambretón López-Ostolaza por el desfalco lechero en Segalmex. Un accidente en una cuatrimoto en playas de Acapulco Diamante, minó su salud, ya deteriorada por una enfermedad crónica (diabetes).

Alejandro no quiso atender sus dolencias con un especialista. Atendido en urgencias, logró escapar de la vigilancia médica gracias a la enorme cantidad de dinero en efectivo de la que siempre disponía, pero que nunca fue suficiente para sacarlo de problemas mayores.

Aficionado a las motocicletas, Puente Córdoba había desinvertido en el negocio de las telecomunicaciones, aunque gracias a una de sus últimos negocios en el peñismo —un diario en la Ciudad de México— conoció a Héctor Serrano. Sus nexos con el PRD, en primera instancia, lo involucraron con una clase política que luego lo llevaría al entorno cercano de Dante Delgado.

Antes de que cerrara el negocio de la leche en polvo, ya había conectado —gracias a Serrano— con la familia Gallardo. Y entonces fue cuando invirtió en una empresa inmobiliaria, que se convirtió en una de las grandes contratistas del actual sexenio potosino.

Durante un cuarto de siglo, Puente Córdoba fue una figura relevante… y polémica. Sus primeras apariciones públicas ocurrieron cuanto presidió el consejo de participación ciudadana de la PGR, mientras Marisela Morales fue la abogada de la Nación.

Entonces ya estaba al frente de la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones, que a mediados del sexenio foxista se erigió, como opción gremial para los concesionarios de televisoras de paga del interior de la República marginados de la CIRT.

En ese periodo logró erigir EfektoTV —que controló durante una década hasta que lo vendió, en el 2013, al empresario mexiquense Luis Maccise— pero su poder quedó minado, tras de la expedición de la nueva legislación en materia de telecomunicaciones. Aun así había logrado amasar una fortuna como contratista del gobierno federal, con su flota de aviones y helicópteros.

Vituperado por sus competidores, olvidado por sus exempleados, Puente Córdoba jugaba en el límite, se asumía intocable…

Efectos secundarios
PENDIENTES. En una réplica del sistema aplicado en la CDMX, la dirigencia morenista prepara un segundo bloque de candidaturas para las 125 alcaldías del Estado de México. La joya de la corona está en Ecatepec —el segundo municipio más poblado del país— donde el alcalde saliente, Fernando Vilchis quiere imponer su hegemonía, en oposición a los designios de la gobernador, Delfina Gómez. En medio, un océano de incertidumbre. ¿La diputada Azucena Cisneros tiene carta abierta? ¿Y qué hará José Luis Gutiérrez Cureño si Mario Delgado juega una chicanada? ¿Daniel Sibaja aceptará ser el protagonista del Plan C?