El Tren Maya es una de las obras emblemáticas de la Cuarta Transformación, junto con el AIFA, el Corredor Interoceánico y la Refinería Olmeca, en Dos Bocas, Tabasco. No obstante los beneficios que traerá a las entidades que conforman la Península de Yucatán, la oposición ha sido tenaz y, en algunos casos, carente de sustento.

La devastación del entorno ecológico es el gran pendiente de la Cuarta Transformación. Y no se trata solamente de Xcaret o de los sitios ubicados en el famoso tramo 5 del megaproyecto, sino de la sustentabilidad de la Riviera Maya.

La devastación de la región quedó en evidencia por el movimiento #Selvamedeltren, pero los problemas son añejos. Y ya surgieron evidencias contundentes.

Detrás de la majestuosidad de los paisajes, en Tulum se asoma un paraíso ilegal, en donde 107 empresarios, en contubernio con autoridades municipales, se disputan un territorio que otrora se caracterizó por contar con los arrecifes más importantes del mundo y ahora es dominado por una ilegal infraestructura turística.

El reportaje que recién transmitió la plataforma ViX, de TelevisaUnivision, describe cómo la debacle en la zona comenzó hace dos sexenios, desde la administración de Marciano Dzul, alcalde de Tulum, quien con ayuda de una red de amigos y familiares se adueñó de ese territorio.

Se trata del punto de quiebre. Y con evidencia incontestable: entre el 2015 y 2021 se otorgaron 2,295 licencias de construcción autorizadas a particulares, de las cuales sólo 2% ha presentado una manifestación de impacto ambiental.

Y ¿en dónde estaban la Semarnat y la Profepa?, ¿por qué no han hecho algo?, ¿cuáles son las razones por las que han dejado actuar en total impunidad a los empresarios que obtuvieron esos permisos?

Más aún, ¿nadie les reportó que inspectores municipales se encargaron de cobrar sobornos a empresarios para que pudieran conseguir las licencias de construcción?

La unidad de periodismo de investigación N+Focus de N+ puso en el radar un tema que exhibe un caso de flagrante corrupción. ¿Habrá alguien que se atreva a ponerles un alto a esos políticos y empresarios que tanto daño ambiental han causado en la zona? Por lo pronto se sabe que la CNDH ha tomado cartas en el asunto. Y que en la mira de las autoridades federales están desarrollos turísticos implantados fuera de la ley, como Xcaret, y la mina de piedra caliza de Sactum, filial de Vulcan Materials.

Efectos secundarios

FELONÍAS. Enrique Fernández Fassnacht estuvo en la dirección general de los Tecnológicos de México hasta el pasado viernes 13. El exdirector del IPN supo de su remoción tras de que en las redes sociales trascendiera el plan para llevar a Hermenegildo Lagarda Leyva a esa posición estratégica. De esta asonada se supo por la indiscreción de los involucrados, que presumieron de un enlace digital entre el titular de la subsecretaría de Educación Superior, Luciano Concheiro y el presunto sustituto, Hermenegildo Lagarda Leyva, presuntamente gestionado por el director general de asuntos internacionales de esa dependencia, Salvador Ramírez Tapia. Más que fuego amigo, el cambio habría sido una concesión al secretario general de la sección 61 del SNTE, Carlos Méndez Chaparro, quien busca retener el control de la base magisterial y administrativa de esa institución.