Quedaban 144 horas pero ya no habrá más desgastes. El PRI y el PAN no pudieron darle al gobernador del Estado de México, Alfredo Del Mazo, el presupuesto que propuso ante el Congreso local, dominado por Morena.

Después de tres meses de negociaciones fallidas y amagos intermitentes, la Cuarta Transformación logró frenar el plan de la administración priísta, que con una deuda de 9,500 millones de pesos, buscaba extender los beneficios del salario rosa, la principal política asistencia del mandatario tricolor.

La aritmética legislativa no admitió dobleces. Los 32 legisladores del bloque izquierdista se mantuvieron unidos. Y para ser aprobado, el paquete económico 2022 en el Estado de México requería mayoría calificada. La política social, más que la deuda, está detrás del bloqueo legislativo. Y es que Morena impugnó el monto de los programas y su alcance.

El gobernador mexiquense ha contratado empréstitos por 23,337 millones de pesos en el primer cuatrienio de su administración. Para el año fiscal 2022, a través de su secretario de finanzas, Rodrigo Jarque, solicitó autorización a la Legislatura para tramitar otros 9,500 millones como deuda pública.

La mayoría morenista ha planteado objeciones al monto, pero también al destino de esos recursos. Y es que en el desglose del proyecto de Presupuesto de Egresos, 67,555 millones de pesos irían para el capítulo 1000 (servicios personales) mientras que 18,901 millones serían para el capítulo 4000 (transferencias y subsidios). En sentido inverso, el capítulo 6000 (inversión pública) quedarían en 20,247 millones, 10% menos que el ejercicio anterior.

El programa de igualdad de trato y oportunidades para la mujer y el hombre pasaría de 4,138 a 5,436 millones, mientras que el programa de alimentación y nutrición familiar pasaría de 867.7 millones a 1,407 millones.

Al arranque de la actual administración, el gasto corriente consumía dos terceras partes del presupuesto mexiquense. La propuesta para el siguiente año alcanzaría al 81.72 por ciento.

El diputado morenista Valentín González Bautista, exalcalde de Nezahualcóyotl, quedó al frente de la Comisión Permanente. Y el pasado viernes 24 citó a la última sesión del 2021. El paquete fiscal había sido aprobado en la víspera, en comisiones. Y tenían que recibir el aval de ese órgano legislativo, antes de convocar al periodo extraordinario. Pero ayer los legisladores quedaron en espera de que los coordinadores parlamentarios lograran destrabar el entuerto. Ni las gestiones en el Palacio de Covián fueron exitosas. Era un asunto “de obvia y urgente resolución”. Y lo seguirá siendo… hasta el 2022.

Efectos secundarios

CICLOPUERTOS. Tras dos intentos fallidos, el Gobierno de la CDMX otorgó la expansión de la red EcoBici al consorcio chilango-tapatío conformado por dos de las empresas líderes en el ramo del mobiliario urbano: BKT y Grupo 5M. No sería la primera vez que la administración capitalina —de acuerdo con especialistas en el ramo— otorgara una concesión a empresas que no se dedican al rubro, pero lo que más críticas ha concitado incluso dentro de la Cuarta Transformación, es la cercanía de este consorcio con proyectos políticos que no necesariamente simpatizan con la causa de Claudia Sheinbaum.

ABRUMADOS. En las vísperas navideñas, el equipo jurídico del panista José Luis Lavalle recibió malas noticias: el juez de control negó la solicitud para que recibiera el beneficio de la prisión preventiva domiciliaria. ¿Riesgo de fuga? Convaleciente, aunque inmovilizada, la esposa del exlegislador campechano ha tenido que confiar el cuidado de sus pequeños hijos menores a sus padres.

Twitter: @aguirre_alberto