Ahora defienden la opacidad


carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

La “represalia” contra las finanzas de Chihuahua hiede:

La “represalia” contra las finanzas de Chihuahua hiede:

a) Lució con descaro el calzón electorero de frentistas y anayistas demotransparentistas.

b) Lo reclamado parte de una turbia costumbre anual equiparable al mendicante “bono sexenal” de la burocracia.

No es dinero “de la Federación” o de los chihuahuenses ni de cualquier entidad federativa, sino de los contribuyentes.

Tampoco figura en el presupuesto que aprueba la Cámara de Diputados.

Es un “apoyo” al que ninguna ley obliga.

¿Pues no Javier Corral, su partido, sus asociados PRD- MC y sus claques ciudadanas pregonan estar contra la discrecionalidad en la distribución de los recursos públicos y la corrupción?

Aristóteles Núñez atrapa en su inmoralidad a estos evasores repentinos:

“Todos los que estaban (con el gobernador) han dicho que deben acabarse los mecanismos de manejo discrecional en la entrega de recursos, (pero) dejaron en la basura su dicho y apoyaron el mecanismo discrecional”.

Y para los ciudadanos no hay apoyo de cierre….

[email protected]

  1. Son rateros, no corruptos

    El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó ayer a los pobladores de Acambay (Edomex) a no caer en "la corrupción", como entiende el delito de saqueo de combustibles. Su audiencia de centenares lo escuchó con respeto y lo despidió con vítores luego de que repartió apoyos económicos y exhortó a que todos se porten bien y no caigan "en esas actividades"... a sabiendas de ante quiénes hablaba: 10 días antes, en ese municipio, en la comunidad San Antonio Detiña, una turba semejante en cantidad a la del viernes en Tlahuelilpan, Hidalgo, huachicoleó de una toma clandestina y es de suponerse que entre el público estuvieron algunos o muchos de los ladrones a quienes, por su extraña manera de interpretar la realidad, intenta justificar porque son "pobres".

    Continuar leyendo

  2. ‘Huachicoleo’ para principiantes

    Para improvisar tomas clandestinas en ductos y poliductos basta horadarlos y colocar un grifo para extraer el combustible con la misma facilidad con que se toma el agua de una llave de jardín. Se perfora con taladro de mano y una broca de diámetro no mayor a una pulgada (lo que mide una corcholata: 2.5 centímetros), y esto se hace con paciencia para evitar las chispas y el calor (son tuberías normalmente frías, como las gasolinas, y casi heladas porque llevan ríos).

    Continuar leyendo