Hay al menos una movilización profunda de la sociedad mexicana que interrumpió la pandemia. Fue la movilización de las mujeres.

El 8 de marzo de 2020, Día Internacional de la Mujer, unas semanas antes de que se decretara el confinamiento por el coronavirus, las mujeres salieron a protestar a las calles como no lo ha hecho nadie en el curso de este gobierno y como no lo habían hecho nunca las mujeres en nuestra historia.

Al día siguiente, 9 de marzo, convocaron al ejercicio público, pedagógico, de Un día sin Mujer: ninguna mujer debía presentarse a su centro de trabajo.

Se calcula que la ausencia laboral de las mujeres ese día dejó una pérdida económica de 40 mil millones de pesos. La realidad de la mujer mexicana suma a las discriminaciones cotidianas en todos los órdenes una cuota salvaje de violencia. Causa en Común, la organización que encabeza María Elena Morera, se ha dedicado a registrar con rigor ese universo de violencia impune y ascendente: ocho mujeres son asesinadas cada día en México.

En lo que va de este gobierno han sido muertas 8 mil 540 mujeres. Entre 2015 y 2022, los delitos de feminicidio aumentaron 135 por ciento. En 2021 y lo que va de 2022, han sido asesinadas con crueldad extrema 612 mujeres.

El 20 de febrero pasado apareció el cadáver de una adolescente en Tabasco, degollada. El 22 de febrero se encontró el cuerpo torturado de la conductora Anahí Michelle Pérez. En lo que va del sexenio han desaparecido 23 mil 164 mujeres.

En ese mismo lapso se han registrado 786 mil llamadas a las autoridades reportando actos de violencia, acoso, hostigamiento o abuso sexual. En promedio, 680 mujeres son violentadas diariamente.

La pandemia desmovilizó a la sociedad, la confinó, pero no disminuyó la opresión y la violencia cotidiana contra las mujeres. La pandemia agravó la situación de la mujer. Hizo a muchas perder el trabajo para concentrarse en los cuidados de sus hijos y sus adultos mayores. La pandemia termina y la protesta profunda resurge.

Las autoridades de la ciudad cercan el Zócalo y preparan vallas en las avenidas para contener el regreso de las mujeres.

Mañana es el día del regreso.