Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Ni dos días duró el risible “acuerdo”

carlos-marin1

Carlos MarínEl asalto a la razón

López Obrador hizo trizas ayer el Acuerdo Nacional por la Democracia que él mismo impulsó al meterse hasta el cuello en el proceso electoral

El presidente López Obrador hizo trizas ayer el Acuerdo Nacional por la Democracia que él mismo impulsó al meterse hasta el cuello en el proceso electoral para apoyar a su partido; volvió a descalificar al Instituto Nacional Electoral y acusó al consejero presidente de “racista” por la merecida parodia que hizo de un cacique bribón que quiso imponer a sus achichincles en cargos de elección sin que pasaran la prueba de las urnas.

Sin recato, cometió la intromisión en su conferencia de prensa desde Campeche. Antes, menos de 24 horas después del estéril encuentro con gobernadores en Palacio Nacional, su pedestre correligionario imitador de las mañaneras, el abusivo Jaime Bonilla, hizo befa y mofa de uno de los candidatos a sucederlo: Jorge Hank Rhon (y se había ya pitorreado de Lupita Jones, diciendo que la elección en Baja California no será “un concurso de belleza”).

2. Con 25 años cubriendo la fuente legislativa, Margarita Nicolás, de Cadena Rasa, preguntó al coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier, por qué todo su partido está contra el Instituto Nacional Electoral y pide la cabeza de Lorenzo Córdova.

Majadero, el interpelado respondió con la ofensiva imputación de preguntar a la periodista si “está pagada” por el INE, ruindad que merece sancionarse por ser violencia política de género.

“Que me lo dijera a mí”, retó desde Radio Fórmula Joaquín López-Dóriga, deduciendo quizá que al cobarde ofensor se le hizo fácil poner en duda la respetabilidad de la reportera.

Parafraseando al fundador de Morena, el incidente revela que “están muy nerviosos” en el pendenciero partido en el poder, ante el riesgo jurídico de que se le impida seguir violando la Constitución.

3. Igualito que con la contrarreforma eléctrica, el morenismo intenta otro remiendo a la Carta Magna con tal de mantener una mayoría diputadil de fanáticos: Reyna Celeste Ascencio (quien propuso también ajustar la Ley de Amparo para impedir que los juicios obstaculicen el funcionamiento de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad) presentó este miércoles una iniciativa para que el INE no haga modificaciones “regulatorias fundamentales”. Ignora la diferencia entre lo esencial y lo accesorio: ninguna “regulación” es tan fundamental como el Artículo 54 de la Constitución: “En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la Legislatura que exceda en ocho puntos su porcentaje de votación emitida”.

El aderezo de que el INE ha puesto en capilla candidaturas marrulleras por el ocultamiento de gastos, como la del sexópata Félix Salgado Macedonio, fue limón en las heridas que azuzan los linchamientos: pasando por alto que nueve de 11 consejeros impulsan el respeto al mandato constitucional, diputados morenistas y petistas claman ahora por el montaje de un “juicio político” para destituir a Córdova y Murayama.

Qué pinche miedo…

El Asalto… reaparecerá el 12 de abril.

  1. Celebran la vileza del delincuente

    Las reacciones oficiales a la amenaza de revelar domicilios vandalizables y el virtual llamado a turbas fanáticas para que asesinen a consejeros del INE, proferida por el sexópata de los güevos intocables, no dejan duda del peligro, como nunca antes, en que se encuentra la democracia mexicana

    Continuar leyendo

Menú de accesibilidad