Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Universidad Anáhuac entrega Doctorado Honoris Causa al arquitecto Agustín Hernández; reconoce contribución a arquitectura moderna mexicana

Universidad Anáhuac entrega Doctorado Honoris Causa al arquitecto Agustín Hernández; reconoce contribución a arquitectura moderna mexicana - Agustín Hernández Navarro doctorado Honoris Causa Anáhuac
La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa. Se trata del último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Foto de Universidad Anáhuac

La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández el Doctorado Honoris Causa; reconoció su contribución a la arquitectura moderna mexicana

La mañana de este miércoles, la Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa en reconocimiento a sus altos merecimientos y a su compromiso con los valores humanos y por su innovadora contribución a la arquitectura moderna mexicana.

 


Actualmente, Hernández Navarro es el último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Sus obras tienen su huella a través de elementos prehispánicos que hacen de sus proyectos un compromiso real con el país y su historia.

Ejemplo de ello es el Heroico Colegio Militar, pues para su creación se inspiró en las zonas arqueológicas de Monte Albán, Oaxaca, y Teotihuacán.

El arquitecto recibió el Premio Nacional de las Artes en 2004 y el Premio Nacional de Arquitectura en 1999.

Ha recibido también, entre otros, el primer premio por el Pabellón de México en Osaka, Japón, Medalla de oro en la ll bienal de Arquitectura Mexicana, el primer premio a la Práctica Profesional de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana, así como el primer premio Urban Land Institute en Washington, DC.

Agustín Hernández Navarro doctorado Honoris Causa Anáhuac
La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa. Se trata del último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Foto de Universidad Anáhuac

 

Este fue el discurso del del Dr. Cipriano Sánchez García, L.C., Rector de la Universidad Anáhuac México:

 

La universidad es la casa en la que se busca el ser en todas sus dimensiones: el ser como unidad, el ser como verdad, el ser como bien, el ser como belleza. Esta búsqueda del ser es lo que da sentido a todo lo que es y hace una universidad para poder ser algo más que una simple transmisora de conocimientos que podrían adquirirse en una plataforma de internet.

Por ello cuando la Universidad confiere el doctorado Honoris Causa a un distinguido personaje, lo hace convencida de que ha aportado de modo considerable a la búsqueda de este multiforme rostro del ser.

Agustín Hernández Navarro doctorado Honoris Causa Anáhuac
La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa. Se trata del último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Foto de Universidad Anáhuac

 

Su obra Arquitecto nos habla precisamente de esta búsqueda en los referentes culturales de los que usted es heredero. Al mirar al corazón prehispánico latente en sus formas y proyectos, usted nos invita a recoger el ser que dio sentido a los pueblos de Mesoamérica en su búsqueda de la permanencia en un mundo en constante riesgo de desaparecer. Al mismo tiempo, al trasladar su visión al momento moderno, nos enseña que un árbol no puede ser solo raíz antigua, también tiene que ser flor nueva que responde la estación primaveral que la provoca. Usted es un mexicano orgulloso de sus raíces, que se inspira en las formas y simbolismos de las estructuras prehispánicas para lograr edificios escultóricos y audaces en los que se asocian la arquitectura, la geometría, la cultura y la técnica. Es precisamente esta unión del pasado y del futuro, lo que nos remite a reflexionar sobre la identidad que aparece en cada una de sus obras. En una época nombrada la “modernidad líquida”, su arquitectura no es efímera, sino todo lo contrario, permanece considerando su esencia, sus orígenes y al mismo tiempo manifestándose como novedosa. Citando sus propias palabras “La arquitectura de hoy tiene que tener algo de ayer; ¡pero mucho del mañana!”.

Agustín Hernández Navarro doctorado Honoris Causa Anáhuac
La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa. Se trata del último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Foto de Universidad Anáhuac

 

Por ello su aportación a la arquitectura mexicana es invaluable y se ha reflejado en las innumerables distinciones que ha recibido a lo largo de su prolongada vida.  En su búsqueda estructural, funcional y formal del diseño, Usted ha logrado edificios que son hitos de la arquitectura mexicana, de gran calidad estética, sin olvidar el bienestar y la dignidad humana de quienes los habitarán. La Escuela del Ballet Folklórico de México y el Heroico Colegio Militar, son claro ejemplo de su habilidad arquitectónica.

Hoy, la Universidad Anáhuac México lo honra con el Doctorado Honoris Causa, sin duda muy merecido.

Agustín Hernández Navarro doctorado Honoris Causa Anáhuac
La Universidad Anáhuac México entregó al arquitecto Agustín Hernández Navarro el Doctorado Honoris Causa. Se trata del último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX. Foto de Universidad Anáhuac

 

Porque toda esa riqueza que usted ha sembrado en el paisaje no se ha convertido en un narcisismo autoreferente. Usted no es solo un gran arquitecto, usted es también un gran maestro, como lo demostró en su cátedra en el Taller Federico Mariscal y Piña de la UNAM, y, de modo particularmente significativo para nosotros, lo lleva haciendo desde hace 25 años en nuestras aulas. En ellas no ha levantado cemento, metal y vidrio. En ellas ha levantado miradas hacia la belleza, corazones hacia la grandiosidad, vidas hacia un proyecto de fecunda renovación. Así las generaciones de arquitectos de la Anáhuac han tenido el privilegio de aprender de Usted. La universidad no solo hace grandes personas, también y de modo muy especial se hace grande con las personas que en ella transmiten su propia búsqueda del ser y lo hacen con la excelencia de una gran práctica profesional que refleja la vocación de compartir su experiencia y su conocimiento para alimentar el espíritu de nuestros jóvenes. Actualmente, a pesar de la pandemia, continúa dando clases por vía digital a un grupo del que forma parte su bisnieto Alfredo Gutiérrez Pinto.

Solo me queda agradecerle Doctor Agustin por haber aceptado en ser parte de nuestra comunidad universitaria, con su ciencia, su cercanía su compromiso y hoy como Doctor honoris causa de nuestra universidad.

 

Semblanza del arquitecto Agustín Hernández Navarro

Nacido en la Ciudad de México en 1924, Agustín Hernández Navarro es una figura emblemática de la arquitectura mexicana. Al egresar de la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM su talento arquitectónico encontró una expresión personal.

Actualmente, es el último representante de los grandes arquitectos mexicanos del siglo XX.

Su trayectoria lo dice todo, cada obra tiene su huella a través de elementos prehispánicos que hacen de sus proyectos un compromiso real con el país y su historia.

Su obra es simultáneamente mexicana y universal. Toma la esencia de la arquitectura prehispánica, traduciendo elementos de la propia idiosincrasia cultural e histórica, para mezclarlo de manera magistral en una arquitectura atemporal, que linda en lo escultórico, sin caer en lo folclorista, en la que el simbolismo desempeña un papel primordial.

A lo largo de su carrera se ha esforzado por crear un discurso propio dentro de la arquitectura moderna que, deslindándose de la tradición europea, busca establecer un lenguaje contundente y único.

Un ejemplo de su adaptación de las raíces del pasado de México es el Colegio Militar, pues para su creación se inspiró en las zonas arqueológicas de Monte Albán, Oaxaca, y Teotihuacán, Edo. De México.

Agustín Hernández Navarro es Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura de la Sociedad de Arquitectos Mexicanos.

Recibió el Premio Nacional de las Artes en 2004 y el Premio Nacional de Arquitectura en 1999.

Ha recibido, entre otros, el primer premio por el Pabellón de México en Osaka, Japón, Medalla de oro en la ll bienal de Arquitectura Mexicana, el primer premio a la Práctica Profesional de la Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana, primer premio Urban Land Institute en Washington, DC.

Desde hace cuarenta años contribuye con la formación de múltiples generaciones de jóvenes arquitectos en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Anáhuac México.

Con información de López-Dóriga Digital

anahuac
Menú de accesibilidad