Pues el papa dijo no

Pues el papa dijo no

Pero llegó el día y la bomba no estalló, el papa mantuvo cerrada la puerta del celibato sacerdotal como lo consigna la exhortación apostólica Querida Amazonia, presentada en El Vaticano en donde el sector conservador respiró satisfecho

El menú fue atole con tamal.
Florestán.

Apenas el martes le contaba aquí: mañana el papa Francisco tomará una decisión que va a marcar el futuro de la Iglesia Católica y de su pontificado: si aprueba o no la ordenación de hombres casados ante la falta de sacerdotes en la Amazonia, donde durante días, en octubre pasado, presidió el Sínodo de Obispos Amazónicos y se lo pidieron, ante la escasez de sacerdotes que pasaban meses sin oficiar misa en esa amplia y olvidada, perdida, zona del mundo.

Este tema ha sido debatido por centurias en los que la Iglesia se ha opuesto a la ruptura de ese celibato, como uno de sus basamentos y a lo que se siguen oponiendo sus bases duras y de centro, incluido su antecesor vivo, Benedicto XVI, quien el 12 de junio publicara un pasaje del libro Desde el Fondo de Nuestros Corazones, en el que se rechaza cualquier grieta a ese principio.

Si Francisco cede a las presiones conservadoras, dejará todo igual. Pero si toma una decisión en ese sentido, le decía, para los ultras habrá dado un paso a un nuevo cisma.

Pero llegó el día y la bomba no estalló, el papa mantuvo cerrada la puerta del celibato sacerdotal como lo consigna la exhortación apostólica Querida Amazonia, presentada en El Vaticano en donde el sector conservador respiró satisfecho, Francisco no se había atrevido y, no solo eso, en el documento no hay ni una referencia, directa o indirecta al tema, por lo que no sé si la Iglesia o el mismo Pontífice lo han dejado atrás para entrar en otros temas que no la cimbren como ese que le habían propuesto en el Sínodo de la Amazonia y que luego algunos de avanzada quisieron universalizar.

Pero el ignorar el caso, la ruptura del celibato, y pasar página, fue visto por los conservadores y moderados como un triunfo y por otros como una señal de prudencia papal a fin de evitar lo más parecido a un cisma.

RETALES

1. TAMALIZA.- Pues sí, fueron todos, hasta los integrantes de la mafia del poder, a la cena en Palacio Nacional, donde el donativo iba a de 20 a 200 millones de pesos. De lo más de cien empresarios, 75 compraron sus series y el presidente reunió mil 500 de los dos mil millones de pesos que calculaba juntar. Ya caerán;

2. CESE.- Operó bien Marcelo Ebrard ante la insostenible la posición de Roberto Valdovinos como director del Instituto de Mexicanos en el Exterior por las acusaciones en su contra de hostigamiento laboral y sexual. Escoltado por el jefe de seguridad de la cancillería, dejó su oficina y lo acompañó hasta la banqueta, porque desde las once de la mañana se había atrincherado en su despacho;

3. CUARENTENA.– Así está Jesús Seade tras quedar varado en Hong Kong en el peor momento de la alerta por el coronavirus chino. Un grupo de mexicanos siguen atrapados en el Diamond Princess, en el puerto de Yokohama, en Japón, crucero puesto en cuarentena.

Nos vemos el martes, pero en privado.

En PrivadofranciscoJoaquínlópez-dórigamexicoPapa

Menú de accesibilidad