Peligran aguas termales en Oaxaca tras sismo


Foto de Mapio
Foto de Mapio

Una de las lagunas de aguas termales de la localidad de Atotonilco se secó tras el sismo, mientras que bajó el nivel del liquido en otras


El sismo magnitud 7.2 del pasado 16 de febrero no solo dañó casas y edificios en el estado de Oaxaca, sino que también causó graves afectaciones a las aguas termales de Atotonilco, uno de sus atractivos naturales más importantes.

Apenas un día después del sismo, vecinos del poblado de Santiago de Jamiltepec, informaron que una de las lagunas más pequeñas se secó completamente tras el movimiento telúrico. Mientras tanto, el nivel del agua del resto había descendido de manera importante.

Foto de Facebook

Debido a este panorama, los lugareños decidieron comenzar a escarbar en la poza seca dos días después del sismo, así como a limpiar la zona intentando arreglar el problema, sin embargo el nivel del agua aún no se ha recuperado.

“Estas aguas termales, eran aguas cristalinas, y no estaban muy calientes, la gente se bañaba, pero por la cuestión de la naturaleza, el temblor, se secó totalmente y quedó pura arena donde hervía el agua, y vinieron después las autoridades y trajeron maquinaria para excavar pero ahora brotaron aguas con lodo, a lo mejor con el tiempo, se asiente lo que quedo revuelto con las acciones de desazolve. También en la laguna grande, el agua descendió, pero poco ha ido brotando”, explicó Juan López Hernández, habitante de Jamiltepec.

“Otra tristeza se suma a los pesares de Santiago Jamiltepec con este sismo, con la desaparición de las aguas termales de Atotonilco, la poza de agua tibia se secó y la poza grande está a menos de la mitad”, lamentó en su momento Braulio Hernández Ocampo, delegado de Gobierno de Jamiltepec.

Foto de Facebook

Con el regreso paulatino del agua los comerciantes de Atotonilco indicaron que esperan las aguas se asienten con el paso de los días y la llegada de las lluvias y se recupere el atractivo turístico de la zona, principal fuente de sustento para muchas personas.

“El agua se fue, pero ya regresó, ahora que cayó la octava de la Virgen del Rosario. La virgen trajo el agua cuando se apareció a Atotonilco y la volvió a regresar ahora que pasó el temblor”, dijo Inocente Teófila Silva López.

aguas termalesatotonilcosismo