Operación simultánea de aeropuertos reducirá vuelos en Ciudad de México: IATA

Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la IATA, afirmó que el sistema de tres aeropuertos en Ciudad de México obligará a reducir el número de vuelos que se tiene en la actualidad, en lugar de incrementarlos, como debería ocurrir.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula, afirmó que el objetivo de la IATA es apoyar al gobierno de México para que cuente con una infraestructura apropiada para recibir a 196 millones de pasajeros en el futuro, 20 millones más de los que puede aceptar en la actualidad.

Subrayó que tanto para el gobierno mexicano como para la IATA la seguridad aérea es lo más importante, por lo que trabajarán juntos para cumplir con las exigencias del sector y reducir las ineficiencias del sistema aeroportuario mexicano.

Comentó que actualmente la organización cuenta con las mismas reservas que MITRE sobre los cambios que habrá que hacer al flujo de tráfico de aviones para que los tres aeropuertos funcionen correctamente.

Cerdá recordó que la IATA no puede indicarle a ninguna aerolínea que no viaje a un destino o que evite operar en algún lugar, sin embargo si dan su opinión sobre la seguridad de las operaciones y “ninguna aerolínea va a trabajar en un área que no sea segura“.

Afirmó que si bien es posible operar en Santa Lucía y el AICM de manera simultánea, “probablemente tengan que hacerse menos vuelos de los que hay actualmente para garantizar la seguridad aérea”.

A esto añadió que existe el problema de la conectividad entre aeropuertos, pues pocos pasajeros están dispuestos a llegar a un aeropuerto y viajar 25 kilómetros en automóvil para tomar su conexión.

El vicepresidente regional de la IATA explicó  que también esperan del gobierno que indique claramente como operarán los tres aeropuertos, pues actualmente solo saben que habrá un sistema de tres aeropuertos, pero no como funcionarán.

En cuanto a la cancelación del NAIM, afirmó que “para la IATA el aeropuerto de Texcoco era la mejor opción a demás de que hubiera posicionado a Ciudad de México como un gran centro de distribución mundial aérea durante los próximos 60 años”.

Peter Cerdá concluyó que una última duda de la IATA es como funcionará Santa Lucía operado por el Ejército, pues actualmente ningún aeropuerto civil del mundo está operado al cien por ciento por militares.