No se ha demostrado que variante ómicron sea más virulenta; restricciones o cierres son poco útiles: López-Gatell
Foto de EFE

Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud federal, afirmó que no se ha demostrado que variante ómicron de COVID-19 sea una cepa más virulenta, razón por la cual resultan poco útiles las restricciones o cierres de fronteras.

En un hilo en redes sociales, López-Gatell Ramírez dejó en claro que las restricciones o cierres de la fronteras “afectan la economía y el bienestar de los pueblos”.

No se ha demostrado que sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas. Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos”, apuntó.

El subsecretario de Salud federal dejó en claro que “la información difundida sobre los riesgos de la nueva variante (ómicron) es desproporcionada respecto a lo que muestra la evidencia científica existente”.

En ls últimas horas, aumentó el número de países que intentan blindarse frente a ómicron, la nueva variante de coronavirus, con la prohibición de vuelos desde las naciones de África austral donde se cree que ya circula, aunque también se incrementan las sospechas de que dicha variante puede haber llegado ya a otras zonas.

Mientras tanto, el Gobierno sudafricano se siente “castigado”, ya que considera que las restricciones a los vuelos procedentes de su territorio en el fondo lo que hacen es penalizar su avanzada capacidad para detectar variantes más rápido que otros.

La variante ómicron, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con África austral, preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en la vecina Botsuana, en Hong Kong o en Bélgica.

Con información de López-Dóriga Digital