No hay corrupción en jueces y magistrados: presidente del TSJ capitalino

No hay corrupción en jueces y magistrados: presidente del TSJ capitalino - entrevista presidente TSJ capitalino

El presidente del TSJ, Rafael Guerra Álvarez, aseguró que no existen jueces, magistrados u operadores corruptos en la institución

Rafael Guerra Álvarez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México, rechazó que existan jueces, magistrados u operadores corruptos en el tribunal. Aseguró que de haber este problema se combatirá hasta erradicarse.

En entrevista con Joaquín López Dóriga para Radio Fórmula, explicó que jueces y magistrados tienen un reconocimiento y responsabilidad por sí mismos, por lo que no deben existir casos de corrupción, y si esta se diera “téngalo por seguro que sí se va a atacar“, comentó.

Sin embargo, aceptó que el tribunal enfrenta un problema importante pues han aumentado las denuncias, se tienen pocos jueces para atenderlas y se trabaja con tecnología obsoleta y en lugares poco adecuados.

Por ejemplo, explicó que en materia civil ingresaron 87 mil 918 expedientes, que deben ser revisados y resueltos por solo 67 jueces, lo que implica que cada uno debería resolver seis mil casos al año.

En el caso del sistema oral, ingresaron 21 mil 156 expedientes y solo se tienen 26 jueces especializados en la materia. Dijo que si se toman en cuenta estos números, las instalaciones disponibles y la falta de recursos para construir un inmueble “es imposible cubrirlos todos“.

Cuestionado sobre los problemas del sistema de justicia penal acusatorio, negó que sea una puerta giratoria de las cárceles, pues la idea originalmente es que solo los casos más graves deben llegar a un juicio, mientras que los menores deben seguir vías alternas.

No obstante esto, sugirió eliminar el auto de vinculación a proceso, pues en el resto de América Latina solo se hace la imputación del Ministerio Público y en ese momento el juzgador decide si se impone una medida cautelar. Señaló que la valoración de datos inicial en México en realidad no permite conocer el caso concreto.

Finalmente, sobre si debe privilegiarse la justicia o la ley, explicó que la primera siempre debe ir primero, pues hay leyes injustas que no se ajustan a la realidad.

El juez debe aplicar la sensibilidad para cada caso“, explicó el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México, lo que no implica que no debe seguirse un debido proceso, lo que puede alargar los casos.

Con información de López-Dóriga Digital

corrupciónjuecesTribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México

Menú de accesibilidad