“Nadie está obligado a hacer lo imposible”: CCE sobre Dos Bocas

“Nadie está obligado a hacer lo imposible”: CCE sobre Dos Bocas - entrevista Salazar Lomelín refinería de Pemex

El presidente del CCE señaló que en proyectos tan grandes como la refinería de Dos Bocas es difícil ceñirse a un costo y un plazo específico

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló este jueves que la decisión del gobierno federal de declarar desierto el concurso para la construcción de la refinería de Dos Bocas debe llevar al gobierno a realizar un análisis profundo sobre si realmente es un proyecto necesario y prioritario para el país.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula, señaló que “nadie está obligado a hacer lo imposible“, por lo que si las empresas más importantes en la materia llegan a la conclusión de que no se puede cumplir ni el presupuesto ni el plazo impuesto para la construcción de la refinería, se debe replantear todo el tema.

Añadió que si la obra cuesta dos mil millones de dólares más, o tarda uno o dos años más en construirse, pero es algo que realmente necesita el país, difícilmente la ciudadanía le dará la espalda al proyecto.

Carlos Salazar Lomelín en entrevista con Joaquín López-Dóriga

El presidente del CCE recordó que en su experiencia construyendo plantas, a menudo se encuentran gastos imponderables, como dificultades del terreno, cambios a realizar en la maquinaria o problemas climatológicos, por lo que es difícil comprometerse con un plazo límite en grandes obras como será la refinería.

Cuando uno hace un proyecto de estos no te casas con la idea de un plazo y un costo específico“, pues se crea un incentivo perverso de hacer las cosas sin los requisitos de calidad requeridos, cuando el objetivo debería ser garantizar la transparencia en el uso de los recursos.

“Los ciudadanos no esperamos que las cosas automáticamente se resuelvan o se hagan”, recalcó Salazar Lomelín.

Carlos Salazar Lomelín en entrevista con Joaquín López-Dóriga

Por otro lado, sobre la situación en la que se encuentra Octavio Romero Oropeza y los retos que enfrenta Pemex en la actualidad, explicó que enfrenta un problema de priorización enorme, pues debe decidir en que enfocar sus esfuerzos, ya sea en la exploración, la refinación, la distribución, o la construcción de la infraestructura.

Finalmente, sobre la caída de los bonos de Pemex y el tipo de cambio, indicó que se trata de algo normal, pues cada financiero y analista se plantea automáticamente si Pemex debe priorizar la construcción de la refinería o el pago de bonos de la empresa.

Asimismo, recordó que actualmente los mercados responden automáticamente e invierten o sacan el dinero de un país con solo un botón, sin embargo México continúa siendo un destino muy importante para la inversión gracias a las tasas de interés que paga.

Finalmente, Salazar Lomelín indicó que el combate a la corrupción no debe llevar a que no se recurra a la inversión privada, y llamó a evitar la radicalización de posturas, pues esto únicamente lleva a que ambos lados señalen los errores del contrario en lugar de atacar problemas como la pobreza y la protección del medio ambiente.

Carlos Salazar LomelínConcursoconsejo coordinador empresarialpemexrefinería de Dos Bocas