Mujeres manifestantes niegan provocación; señalan que es exigencia contra abusos

Mujeres manifestantes niegan provocación; señalan que es exigencia contra abusos - Foto de Notimex
Foto de Notimex

Mujeres del movimiento Libres y Combativas respondieron a los señalamientos de la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum

Las manifestaciones contra la violencia hacia la mujer no son una provocación a la autoridad, sino una exigencia para terminar con los abusos, respondió un grupo de mujeres del movimiento Libres y Combativas a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

“No Claudia Sheinbaum, no te estamos provocando, estamos gritando porque nos están matando, porque exigimos justicia, porque exigimos vivir, porque exigimos poder transitar en las calles y que nadie nos tenga que estar gritando porquerías porque creen que son dueños de nuestro cuerpo”, expresaron.

Alrededor de 20 mujeres jóvenes realizaron un mitin con megáfono en mano en el Metro Constitución de 1917 para manifestarse en contra lo que calificaron como “machismo institucional”.

Las mujeres, con mantas, letreros y paliacates verdes para cubrirse los rostros, lamentaron que la jefa de Gobierno haya, a su parecer, “criminalizado” a las protestas que causaron desmanes en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Procuraduría General de la República, ambas capitalinas.

“No puede ser que se quejen más por aventar diamantina que por las miles de desaparecidas y asesinadas”, dijo una manifestante, al hacer referencia a la diamantina rosa que el lunes fue arrojada por manifestantes a Jesús Orta, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México.

Sin revelar sus nombres, otra mujer con el rostro cubierto, quien se dijo estudiante, expuso que se dio más importancia a las notas de destrozos que a la presunta violación a una menor de edad por parte de cuatro policías en Azcapotzalco, el aumento de casos de secuestro en el Metro y los asaltos en transporte público.

“Nos criminalizaron por haber roto un vidrio, por echar brillantina y por haber rayado paredes, pero no les importan las mujeres muertas, no les importan las violadas y las desaparecidas”, dijo.

“A mí no me importan sus puertas de cristales y sus paredes rayadas, a mí me importa que la policía que está a cargo de cuidarnos está violando mujeres y no hacen nada al respecto”, continuó.

Entre empujones las mujeres, quienes se manifestaron en un pasillo de salida dentro de las instalaciones de la estación, recibieron descalificaciones de parte de los usuarios del Metro Constitución, en la alcaldía de Iztapalapa, ante la dificultad para transitar por la salida.

Para agilizar el mitin, ante el descontento de los usuarios, leyeron un pliego petitorio donde exigieron la destitución de Gustavo Omar Jiménez Escudero, Fiscal Central de Investigación, y de María Concepción Prado García, Fiscal Central de Investigación para la atención de delitos sexuales.

También solicitaron la depuración de cuerpos policiacos de todos los rangos; mantenimiento regular de las cámaras de seguridad y disponibilidad de videos de por lo menos un mes y no siete días; personal suficiente y capacitado en las fiscalías; y atención psicológica a las víctimas.

Asimismo abrir casas refugio para víctimas de violencia; regulación del parque vehicular de taxis, control y permisos; acceso inmediato a las carpetas de investigación; tratamiento de casos de violación simultáneo en la Fiscalía Especial de Delitos Sexuales; y alumbrado público eficiente.

Alrededor de las 19:40 h de este martes, el grupo de mujeres ingresó a los andenes para retirarse al grito de “Alerta, alerta, alerta que camina, la lucha feminista por América Latina”.

Con información de Notimex

cdmxciudad de méxicoclaudia sheinbaumLibres y Combativasmujeresprotestasprovocaciónviolencia