Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Muerte de voluntario no significa que vacuna contra COVID-19 sea adversa, aclara López-Gatell

Muerte de voluntario no significa que vacuna contra COVID-19 sea adversa, aclara López-Gatell - Proyecto de vacuna contra COVID-19. Foto de EFE
Proyecto de vacuna contra COVID-19. Foto de EFE

El subsecretario López-Gatell destacó que reacciones adversas o muerte durante estudios de vacuna no son inusuales

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aclaró que la muerte de un voluntario durante el ensayo clínico de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca y la Universidad de Oxford no significa que la inmunización sea adversa.

Durante la conferencia vespertina de la situación de la pandemia en México, explicó que es común que las personas tengan eventos de enfermedad durante su vida convencional, lo que también puede ocurrir en personas que participan en un estudio.

Si la frecuencia, la probabilidad, es semejante, no hay razón directa para pensar que participar en el estudio, incluyendo recibir los dos productos, la vacuna o el placebo, implica un mayor riesgo de presentar reacciones adversas, incluida la pérdida de la vida por cualquier causa”, dijo.

López-Gatell Ramírez destacó que alguna reacción adversa durante un estudio de vacuna “no es inusual, es esperable”, por lo que exhortó a no confundirlo con una señal de evidencia científica de que la vacuna puede ser adversa.

Hasta el momento, continúo, se desconoce si el voluntario de AstraZeneca y la Universidad de Oxford que murió recibió la vacuna o un placebo.

Detalló que el placebo se considera una sustancia inerte, que no tiene el efecto que teóricamente tendrá la vacuna.

En el ensayo clínico de Astra el placebo no es solución salina, como puede ocurrir en la mayoría de los ensayos clínicos que están en curso, aquí Astra decidió en el diseño del estudio compararlo con otra vacuna ya conocida, segura, eficaz, que es una vacuna contra el meningococo, contra la neisseria meningitidis, es una bacteria que causa otro tipo de enfermedad.”

El subsecretario de Salud expuso que AstraZeneca decidió comparar su vacuna contra COVID-19 con una contra el meningococo porque se sabe que esta puede producir reacciones secundarias leves.

Apuntó que en conclusión, efectos adversos y muerte pueden y ocurrirán en los ensayos clínicos de vacunas contra COVID-19 o cualquier otra enfermedad.

Es importante no saltar a una conclusión errónea de que estos casos aislados significan una señal de que la vacuna pudiera ser insegura”, insistió.

Con información de López-Dóriga Digital

AstraZenecacoronaviruscovid-19Hugo López Gatellvacuna
Menú de accesibilidad