Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

México pierde 62 mdp al año por embarazos adolescentes, estima ONU

México pierde 62 mdp al año por embarazos adolescentes, estima ONU - Mujer embarazada. Foto de Ashton Mullins / Unsplash
Mujer embarazada. Foto de Ashton Mullins / Unsplash

Es más probable que madres adolescentes sufran rezagos educativos, accedan a trabajos precarios y no aporten grandes cantidades a las arcas públicas

El Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) informó este jueves que, de acuerdo con sus estimaciones, el Gobierno y la sociedad mexicana pierden al año 62 mil 975 millones de pesos a causa de embarazos adolescentes.

El Informe sobre ‘Consecuencias socioeconómicas del embarazo en adolescentes en México‘, presentado este jueves en una conferencia en línea, atestigua la problemática de los embarazos tempranos en México y sus alarmantes consecuencias en materia económica.

 

 

De cada 100 niñas de 15 años actualmente, más de 30 tendrán un hijo vivo antes de los 20 años, detalló el representante de UNFPA en México, Arie Hoekman, durante la presentación de este documento.

Cada día en México más de mil niñas y adolescentes dan a luz.

El experto inició destacando que los jóvenes son el futuro de cualquier sociedad y que en la medida que obtengan desarrollo, el futuro será prospero para sociedad.

Es por esto que las cifras de embarazos en adolescentes son relevantes, pues, explicó, se ha comprobado que las consecuencias para las mujeres que se quedan encintas a temprana edad tendrán rezagos en sus logros educativos, por lo que accederán a trabajos más precarios y no aportarán a las arcas del estado lo mismo que una mujer que da a luz a una edad más avanzada.

 

 

De acuerdo con el informe, de las mujeres que tuvieron un hijo entre los 15 y los 20 años, un 6.7 por ciento tiene educación terciaria (de nivel superior), mientras que el porcentaje asciende a 22.18 por ciento en mujeres que dieron a luz después de los 20.

Asimismo, los ingresos anuales de las primeras son un 31 por ciento menores que los de las segundas.

Durante la conferencia intervinieron también representantes de instituciones públicas y asociaciones civiles que hicieron hincapié en el valor del documento, ya que aglutina datos que permitirán al Gobierno ofrecer acciones políticas y también herramientas útiles para las ONG que trabajan con estos temas.

Así, comprendieron la importancia de las consecuencias económicas de los embarazos tempranos, pero también insistieron en la importancia de las consecuencias para las madres con relación a sus proyectos de vida y a sus sueños.

María Antonieta Alcalde, de la asociación Ipas México, habló de la importancia de la educación sexual y el acceso de los jóvenes a la salud sexual y reproductiva.

También recordó el alarmante debate del pin parental, una herramienta que permitiría a las familias decidir si su hijos reciben educación en materias sensibles como la sexualidad y la igualdad, que desata polémica en México y ya se aprobó en los estados de Puebla y Aguascalientes.

Por su parte, la titular de la Secretaría General del Consejo Nacional de Población (Conapo), Gabriela Rodríguez, habló de la Estrategia Nacional de la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA), que se encuentra en una segunda fase después de haber arrancado hace cinco años.

También destacó que los servicios de salud sexual y reproductiva son considerados prioritarios y siguen abiertos y adaptándose a las circunstancias de la pandemia.

Con información de EFE

embarazo juvenilembarazos adolescentesmexicoonu
Menú de accesibilidad